UN ESTUDIO DEL HOSPITAL PROVINCIAL ESTÁ PERMITIENDO AFINAR MÁS EN LOS TRATAMIENTOS CONTRA LA METÁSTASIS DEL CÁNCER

La Fundación CV del Hospital Provincial y el Hospital Provincial de Castellón respaldan el proyecto de investigación de la evolución biológica del cáncer de mama dirigido por el oncólogo médico del Hospital Provincial, Eduardo Martínez de Dueñas. En este estudio prospectivo se ha examinado la evolución molecular de los tumores desarrollados por 230 pacientes, desde su fase inicial, hasta su proceso de metástasis.

Esto ha sido posible gracias al trabajo conjunto desarrollado desde un laboratorio centralizado y que buscaba la observación y resultados de los procesos evolutivos moleculares de este tipo de cáncer. El objetivo, tal y como ha señalado el doctor Martínez de Dueñas, ha sido “observar si se producían cambios en los receptores hormonales del tumor (estrogénicos y progesterona) y en HER2, de manera que, al conocer su evolución, pudiéramos también ajustar el tratamiento que se les administraba a las pacientes y ser así mucho más eficaces en la lucha contra este cáncer”.

Se trata de un estudio novedoso por cuanto ha podido hacerse de una manera prospectiva y con la ventaja de tener ya analizados los tumores de mama originales y poderlos comparar con las metástasis que han sufrido las pacientes. El director del proyecto ha recalcado que “los tratamientos en cáncer de mama metastásico están basados en las características biológicas del tumor mamario, porque históricamente se había asumido que estas características biológicas no se modificaban en las metástasis correspondientes que aparecían posteriormente. Sin embargo ahora sabemos que estos factores biológicos pueden cambiar en las metástasis en algunos casos, y el tratamiento podría individualizares y ajustarse a las nuevas variables medidas en la metástasis, y no a las medidas originalmente en el tumor mamario. Este estudio pretende evaluar en qué medida se producen esos cambios en el fenotipo molecular del tumor, midiéndolos en condiciones óptimas al utilizar un laboratorio central, una cuestión que evita, en la medida de lo posible, las posibles desviaciones de medición que pudieran producir los artefactos técnicos de laboratorio”.

Además, Martínez de Dueñas ha puntualizado que “los estudios se han hecho comparativamente, no solo con el laboratorio centralizado que ha facilitado el proceso de contraste de datos, sino también con los laboratorios locales de cada hospital y así  cotejar si la determinación de las muestras en un laboratorio central en condiciones óptimas (analizando simultáneamente y con idéntica metodología el tumor mamario y las metástasis) reduce los cambios en los receptores atribuibles a artefactos técnicos, como de hecho, así se ha demostrado, ya que, por ejemplo, en el caso de las receptores de progesterona, el laboratorio central, mostró cambios en un 27% de los casos, mientras que el laboratorio local, arrojó un saldo del 35% de cambios. E igual sucede con los receptores de estrógenos, que presentaron cambios en un 12% de los casos analizados en el laboratorio central, mientras que en los laboratorios locales, la cifra de tumores cambiantes subió hasta el 23%”; y en el caso del HER2, el laboratorio local 18% y laboratorio central 3.5%”.

El doctor Martínez de Dueñas, ha afirmado que lamentablemente “en la mayoría de los casos el fenotipo de los tumores en metástasis evolucionan hacia un fenotipo más maligno, pero precisamente por eso, este análisis pormenorizada de su avance, nos ha permitido modificar y  posiblemente mejorar el tratamiento en un 31% de los casos, pudiendo dar a las pacientes una alternativa más adecuada a su cáncer”.
Este estudio en el que han participado 31 hospitales de toda España, prosigue ahora para poder observar también, gracias a estas pruebas moleculares, si se produce un cambio en la resistencia a los tratamientos con la evolución de los tumores, si se producen cambios y mejoras en los índices de supervivencia, gracias a estas modificaciones de tratamiento, etc.

Martínez de Dueñas ha subrayado la “gran importancia de biopsiar siempre los tumores en metastasis y volverlos caracterizar molecularmente para poder ofrecer a la paciente un tratamiento más individualizado  y ajustado a sus características biológicas”. FHPCS.