TITULARES DE PRENSA 31.10.2013

SANIDAD RECOMIENDA LA RETIRADA DE LOS IMPLANTES MAMARIOS PIP

El Ministerio de Sanidad ha recomendado a las mujeres con implantes mamarios PIP (Poly Implants Prothèses), que fueron apartadas del mercado en 2010, su retirada preventiva, pero sin carácter de urgencia, ya que ha confirmado una mayor tasa de rotura a los diez años de su implantación. Estas prótesis se retiraron del mercado después de que las autoridades francesas detectaran que estaban fabricadas con un gel de silicona diferente del declarado, con el fin de obtener el certificado necesario para comercializarlas en la UE, lo que ponía en duda sus garantías. Francia declaró a finales de 2011 que 20 mujeres con estas prótesis habían padecido cáncer y, aunque no estableció un vínculo directo entre los implantes y la enfermedad, alertó de los riesgos que plantea para la salud su elevado índice de roturas. Ahora, según señala en un comunicado Sanidad, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha actualizado las recomendaciones, que incluyen que su retirada debe estar planificada conjuntamente con el cirujano, al no tener el carácter de urgencia. La nueva información ratifica la”ausencia de riesgos sanitarios superiores” para las portadoras de estas prótesis frente a las de otros implantes mamarios, pero confirma esa mayor tasa de rotura a los 10 años de su implantación, que hace aconsejable su retirada preventiva. Sanidad ha contactado con la federación de clínicas privadas para que el sector privado ofrezca el tratamiento y seguimiento adecuados a sus pacientes, de acuerdo a las nuevas recomendaciones. Las personas que no puedan contactar con el cirujano o clínica donde fueron operadas podrán acudir a las consultas o servicios de referencia establecidos por las comunidades autónomas para solicitar valoración de su caso. elPeriódicoMediterráneo

LA INVESTIGACIÓN SE CONGELA Y LA FARMACIA NACE MENGUADA

La buena noticia del notable incremento de un 8,8 % del presupuesto de la Conselleria de Sanidad para 2014 no nubla la visión de que hay capítulos que permanecen jibarizados como el del gasto farmacéutico que se queda a casi doscientos millones de euros del gasto real esperado y el de la partida dedicada al gran titán de la investigación, el Centro Príncipe Felipe, cuya dotación se mantiene congelada en los mismos 4,4 millones de hace dos años y que es poco coherente con la reiterada coletilla del discurso político de potenciar la investigación de calidad. La partida destinada a farmacia nace ya menguada, sin contar la deuda que todavía arrastra la administración (de 420 millones de cuatro meses y medio de facturación de 2012 y 2013). Y aunque la dotación para 2014 crece un 7 %, la cuantía total que asciende a 884,7 millones sobre los 826,6 del ejercicio anterior no alcanza para cubrir el gasto medio de 98 millones mensuales de consumo farmacéutico. Con todo, hay que resaltar que el aumento de un 8,8 % del presupuesto de la Conselleria de Sanidad, que pasará de los 4.939,2 millones de euros a los 5.374,5 el próximo ejercicio es una decidida apuesta para garantizar la viabilidad y sostenibilidad del sistema sanitario, tal como se apunta en el preámbulo del capítulo general y para respaldar la realización de 325.000 intervenciones programadas, las 50.000 operaciones urgentes, las más de dos millones de atenciones de urgencias que se atenderán en los hospitales y las 3,8 millones de urgencias de primaria (incluidas las domiciliarias). La partida que más crece, con un 10,6 %, es la de asistencia sanitaria que pasará de los 3.428,9 millones a los 3.792,9 -364 millones más-. La dotación de inversiones reales se duplica (crece un 102 % y va de 32,4 millones a los 65,8 de 2014). Para finalizar el hospital de Llíria se asignan 5 millones, para retomar las obras del de Gandia, 9 y para la nueva Fe, 6,1. Levante-EMV

EL GENERAL RECIBE A LOS BECARIOS DE MEDICINA DE LA UJI

Castellón El Hospital Universitari General de Castellón ha acogido a los primeros alumnos de tercer curso del Grado de Medicina de la Universitat Jaume I que empiezan sus prácticas.