TITULARES DE PRENSA 30.10.2013

LOS MÉDICOS SE FORMAN PARA TRATAR EL CIBERACOSO ANTE EL AUMENTO DE CASOS EN MENORES

El avance de las nuevas tecnologías entre los menores es imparable. La presencia de jóvenes y adolescentes en las redes sociales crece generando preocupación ante los resultados de delitos relacionados con internet y las nuevas tecnologías, en particular en el ciberacoso en todas sus vertientes. Esta realidad, que mantiene en vilo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, también inquieta al personal sanitario de la Comunitat porque el mal uso de las nuevas tecnologías tiene consecuencias en la salud de los menores. Puede ocasionar trastornos depresivos, de ansiedad o de personalidad. Para dar respuesta a la preocupación de médicos, enfermeras, psicólogos y otros trabajadores del sector sanitario y con la finalidad de responder al incremento de consultas, la dirección de atención Primaria del Hospital Doctor Peset ha puesto en marcha un curso en el que se han implicado 500 profesionales sanitarios. Recibirán formación por agentes de la Guardia Civil. Las clases, que se extenderán hasta marzo, se presentó ayer en un acto al que asistieron el General Jefe de la VI Zona de la Guardia Civil, Fernando Santafé, la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Paula Sánchez de León y el conseller de Sanidad, Manuel Llombart. Sánchez de León ofreció la posibilidad de extender la iniciativa a otras áreas de salud, propuesta que el conseller aprobó. Los datos aportados por la Guardia Civil apuntan que en los primeros nueve meses de este año se han registrado 350 delitos relacionados con internet y las nuevas tecnologías. De todos ellos, 41 han tenido como víctimas a menores de edad, lo que supone cerca del 12%. El año pasado se cometieron 408 delitos en este ámbito; 52 tuvieron como víctimas a menores, lo que supone el 12,75%. Las Provincias

LA VISIÓN 3D SE INSTALA EN EL QUIRÓFANO

Un cable recorre, desde la pierna hasta el corazón, el sistema vascular del paciente. Atraviesa la válvula aórtica, la puerta al ventrículo izquierdo, que ha dejado de funcionar correctamente. Establece un camino y una guía entre el exterior, donde están los médicos, y el órgano, donde está el problema. Uno de los cirujanos hace viajar un tubo con un globo hinchable en la punta, por el cable, hasta la válvula en cuestión, que sufre un estrechamiento que dificulta el paso de la sangre. Hinchan el globo y la rompen. La abren y la aplastan contra los lados. Retiran el tubo y meten otro, que transporta la válvula artificial. Su reemplazo. La nueva válvula se instala igual, hinchando un globo que la fija en las paredes de la aorta. Una vez que los médicos sacan el tubo y el cable la intervención ha concluido. Han operado un corazón sin necesidad de abrir el pecho del paciente. Todo a través de una incisión en la ingle. Estas intervenciones, denominadas TAVI (Transcatether Aortic Valve Implantation- Implantación de Válvula Aórtica por Cateterismo), son las recomendadas cuando se cree que el paciente no soportará una operación a corazón abierto. Además de la válvula artificial, llevarla a cabo requiere de un conjunto de tecnologías que permitan a los médicos operar con precisión sin poder mirar directamente lo que hacen. Sus manos están fuera del cuerpo. Es imprescindible ver qué ocurre dentro. Las Provincias

CIENTÍFICOS DE GRANADA Y VALENCIA CREAN PIEL ARTIFICIAL CON CÉLULAS DEL CORDÓN

Científicos de la Universidad de Granada lograron elaborar por primera vez piel artificial a partir de células madre procedentes del cordón umbilical, informó este martes esta universidad española. Su trabajo, que publica la revista “Stem cells translational medicine”, demuestra la capacidad de las células madre mesenquimales de la gelatina de Wharton del cordón umbilical para diferenciarse en células epiteliales y constituir epitelios de revestimiento de piel y de mucosa oral, afirmó la institución académica. Los autores del estudio pertenecen al grupo de investigación de ingeniería tisular del departamento de Histología de la Universidad granadina. Para fabricar la piel artificial, los investigadores utilizaron, además de este nuevo tipo de epitelio de revestimiento, un biomaterial de fibrina y agarosa previamente diseñado y desarrollado por ellos mismos. Estudios previos de este mismo grupo de investigación, que fueron ya premiados en el Congreso Mundial de Ingeniería Tisular celebrado hace unos meses en Seúl, sugerían ya la posibilidad de que las células de Wharton del cordón umbilical pudiesen convertirse en células epiteliales. Levante- EMV