TITULARES DE PRENSA 29.10.2013

LA PEDIATRA QUE INYECTABA AGUA DESTILADA ESTÁ ACUSADA DE ESTAFAR A 60 MADRES

La pediatra de Carlet que presuntamente suministraba vacunas falsas está acusada de estafar a sesenta madres, según confirmaron fuentes próximas al caso. La titular del juzgado de Instrucción número 1 de Carlet ha cerrado las pesquisas y el fiscal ultima el escrito de acusación. La médico, que dejó su puesto en Carlet, supuestamente cobraba a las madres entre 79 y 90 euros por vacunas que no necesitaban los niños y les inyectaba agua destilada. Además, la doctora convenció a varias mujeres mayores de cuarenta años que necesitaban la vacuna del papiloma que se proporciona a adolescentes y les cobró entre 400 y 800 euros. La Fiscalía tiene previsto acusar a la doctora por un delito de falsedad en documento público y otro de estafa. La acusación particular, que defiende los derechos de una treintena de afectados, también quiere imputar a la acusada un supuesto delito contra la salud pública porque hay madres que creen que sus hijos están protegidos y solo han recibido agua destilada. La imputada confesó ante la magistrada del caso los hechos, pero alegó en su defensa que en ningún momento llegó a inyectar sustancias que pudieran resultar peligrosas para la salud. De hecho, reconoció que les administraba «suero inocuo» para que los niños notaran el pinchazo pero que no corrían ningún riesgo. Levante-EMV

EL TABAQUISMO, PRINCIPAL FACTOR  DE INFARTO CEREBRAL EN PERSONAS JÓVENES

El Consejo de Enfermería de la Comunitat Valenciana (Cecova) y los colegios de Enfermería de Valencia, Castellón y Alicante han alertado de que el tabaquismo se ha convertido en el principal factor de ictus o infarto cerebral en personas jóvenes. Al respecto, estas organizaciones han recordado, con motivo este martes del Día Mundial del Ictus, que el ictus se puede prevenir si se controlan los factores de riesgo que lo provocan, que son, básicamente, el tabaquismo, el sedentarismo y unas cifras elevadas de colesterol y presión arterial. En este sentido, han advertido de que el riesgo de ictus se incrementa de forma proporcional al número de cigarrillos/día y es mayor para las mujeres respecto a los varones. Al suprimir el tabaco, el riesgo de ictus se reduce al de los no fumadores al cabo de 3-5 años. Además, han recomendado evitar el sedentarismo mediante la realización de ejercicio físico de intensidad moderada a diario –caminar a buen paso durante 30 minutos–, y evitar la actividad física enérgica que se realiza de forma esporádica. El ejercicio físico aumenta la sensibilidad a la insulina, reduce la agregación plaquetar, reduce el peso y la presión sanguínea, han señalado. Del mismo modo, han puntualizado que también algunos hábitos dietéticos como el consumo excesivo de sal, que aumenta la presión arterial, se relacionan con el riesgo de ictus, mientras que las dietas ricas en vegetales y fruta pueden prevenir el ictus por su efecto antioxidante o por medio del aumento de los niveles de potasio. Además, debe limitarse el consumo de grasas saturadas y colesterol, y consumir cantidades adecuadas de vegetales y fruta. Los ictus pueden presentarse a cualquier edad, aunque son más frecuentes a partir de los 60 años y un 30 por ciento mayor en los varones. Sin embargo, hasta un 15 por ciento de los ictus ocurren en pacientes menores de 45 años. El ictus se presenta generalmente en personas portadoras de los llamados Factores de Riesgo Vascular (FRV), entre los cuales la hipertensión arterial (HTA) es el de mayor importancia, tanto para el infarto como para la hemorragia cerebral. La Razón

SANIDAD PAGARÁ POR UNA MUERTE POR CÁNCER

La aseguradora de la Generalitat ha llegado a un acuerdo extrajudicial con los servicios jurídicos del Defensor del Paciente para indemnizar a los familiares de un paciente V.B.B. que falleció de un cáncer de pulmón, patología que no fue tenida en cuenta por varios médicos del Hospital General de Castellón. Según informaron fuentes del Defensor del Paciente, en el 2007, a V.B.B., nacido el 29 de enero de 1949, le fue diagnosticado un aneurisma de aorta abdominal infrarrenal. Por ello seguía un control cada seis meses por el Servicio de Cirugía Vascular del Hospital General de Castellón. Por esta razón, un médico de dicho Servicio le mandó hacer un Angio TC Helicoidal, que le fue practicado al paciente el 11 de agosto del 2008. En dicha prueba se observaron hallazgos que sugerían como primera posibilidad una neoplasia de pulmón con metástasis pulmonares. Dicha prueba no fue tenida en cuenta ni comunicada al paciente por ningún médico de los muchos por los que el paciente fue atendido, de manera que nunca fue tratado por dicha patología. Una patología que acabó motivando su fallecimiento dos años y medio más tarde de la realización de dicha prueba. “Nadie hizo nada con su resultado”, según el Defensor del Paciente. elPeriódicoMediterráneo

LA REANUDACIÓN DEL HOSPITAL DE LLÍRIA TENDRÁ QUE ESPERAR HASTA UN NUEVO PROYECTO DE OBRA

Las obras del Hospital de Llíria se van a reanudar. Lo anunció el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, el pasado mes de septiembre. Pero para que se retomen los trabajos de reconstrucción del centro sanitario comarcal será necesaria la redacción de un proyecto técnico, tal como confirmaron ayer desde la Conselleria de Sanidad. El departamento autonómico explicó que se tiene que contratar «la redacción de este proyecto con una empresa técnica». Concretaron que es necesario para «revisar en qué estado se encuentra la obra realizada y para determinar cómo actuar» y en función de esas circunstancias se determinará el proyecto para terminar el edificio concebido para acoger 98 camas de hospitalización en habitaciones individuales.  Cuando ya se disponga de ese «proyecto de terminación de la obra es cuando se licita a una empresa determinada para que lo lleve a cabo». Desde Sanidad añadieron que llegados a este punto la empresa que estaba construyendo con anterioridad a la paralización puede «seguir con la obra, siempre es voluntario» o en otro caso «se abre el proceso correspondiente para que pueda concurrir otra». El Hospital de Llíria se encuentra paralizado desde el verano de 2012. En agosto del año pasado la Conselleria de Sanidad decidió tapiar la edificación después de que el entonces conseller anunciara que este hospital y el de Gandia se terminarían cuando fuera posible. LasProvincias