SANITAT EMITE UNA CIRCULAR CON MEDIDAS ORGANIZATIVAS DE ASISTENCIA SANITARIA EN RESPUESTA A LA COVID-19

La conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública ha emitido una circular en la que detalla una serie de medidas organizativas de asistencia sanitaria en respuesta a la COVID-19.

De forma general, la conselleria suspende cualquier actividad grupal o comunitaria de promoción, prevención de la salud o autocuidado salvo que se realicen por videoconferencia. Además, a través de este escrito prohíbe las visitas a pacientes ingresados, salvo casos puntuales de pacientes que requieran estar acompañados.

Actividades programadas 

En lo que se refiere a las actividades programadas, esta circular detalla que se suspende toda actividad programada, salvo para aquellas condiciones urgentes no derivables. El personal afectado por la suspensión de las tareas habituales le serán asignadas otras tareas, en función de las necesidades del departamento.

Igualmente, se suspenden las pruebas diagnósticas no preferentes y los ingresos programados, a excepción de aquellos programas implicados en diagnóstico rápido de cáncer, que se considerarán prioritarios o no demorables (cribado de cáncer de mama y colon, circuitos rápidos protocolizados), según las instrucciones enviadas por Salud Pública a las gerencias.

En lo que se refiere a la Atención Primaria, se  debe priorizar la asistencia mediante consultas no presenciales.

El personal de consultas externas como de los centros de especialidades o centros de salud integrados, será redistribuido por el equipo directivo en función de las necesidades asistenciales.

Derivación de pacientes y disponibilidad de camas

En este escrito, la conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública recuerda la necesidad de habilitar todas  las camas de críticos instaladas en los hospitales para pasar a ser camas funcionantes. En el caso de que un hospital no disponga de camas de críticos libres, se buscará cama en otro centro a través del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU). Los traslados de enfermos críticos se realizarán a los hospitales privados de acuerdo con la proximidad geográfica al domicilio del paciente.

En lo que se refiere a las camas de hospitalización, como también sucede en el caso de camas de críticos, la conselleria establece la obligatoriedad de habilitar todas las camas (incliyendo desdoblamientos de habitaciones individuales y reclutamientos de espacios
dedicados a actividad demorable.

Los pacientes oncológicos serán derivados  prioritariamente al IVO y los pacientes oncológicos no susceptibles de derivación al IVO, o pacientes no oncológicos: se derivarán a hospitales privados.

Acompañamiento al final de la vida

La circular enviada por la conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública detalla que cuando el personal sanitario responsable del paciente establezca la situación terminal de la persona ingresada, se tratará de trasladar al paciente a una habitación individual (si no lo estaba previamente), silenciosa y lo más distanciada posible de las otras habitaciones, siempre que la situación lo permita.

Durante el acompañamiento, en caso de ser necesario, se podrá proporcionar un dispositivo para que la persona acompañante, si lo considera oportuno, pueda poner en contacto al resto de la familia con la persona ingresada. En el caso de pacientes COVID, se proporcionará la protección necesaria al acompañante durante el proceso. COECS / GVA.