LOS HOSPITALES DE LA PROVINCIA DE CASTELLÓN CONSOLIDAN UN SISTEMA DE TRANSPORTE URGENTE PARA PACIENTES PEDIÁTRICOS QUE REQUIEREN CUIDADOS INTENSIVOS

Los servicios de Pediatría de los hospitales General de Castelló, La Plana de Vila-real y comarcal de Vinaròs, los tres centros hospitalarios públicos de la provincia, trabajan en alianza desde ha seis años para el transporte sanitario de pacientes pediátricos y neonatales que requirieren cuidados intensivos, lo que ha permitido consolidar un sistema pionero en la Comunitat Valenciana y referente en la pediatría nacional: el TIPCAS.

“El TIPCAS es un sistema de transporte sanitario pediátrico basado en la calidad y profesionalidad muy necesario para las familias de la provincia de Castelló”, ha destacado el gerente del Departamento de Salud de Castelló, Ricardo Tosca, que ha añadido que esta iniciativa es “fruto del trabajo en equipo y de la integración de todos los servicios pediátricos hospitalarios de la provincia”.

Los y las especialistas en Pediatría que desarrollan la iniciativa han recogido en un manual que recoge los algoritmos y protocolos clínicos esenciales para el funcionamiento de este sistema de transporte sanitario creado a la medida de los niños y niñas castellonenses.

Agradecimiento y máxima colaboración del CICU y SAMU

“Este manual es el resultado del trabajo de 6 años de experiencia en el traslado pediátrico en ambulancia medicalizada con personal especializado en cuidados intensivos entre los diferentes hospitales de la provincia o de provincias contiguas”, explica Juan Diego Toledo, uno de los pediatras impulsores de este sistema pediátrico castellonense que ha registrado ya 76 traslados, y que cuenta con la colaboración del Servicio de Emergencias Sanitario de la Comunitat Valenciana (SES), el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) de Castelló y los equipos SAMU, que han contribuido al diseño del proyecto.

“Fue un proyecto de alto nivel que nació de los propios equipos de Pediatría de Castelló porque veían que era necesario mejorar el traslado de sus pacientes, neonatos y menores de 14 años, cuando requerían una atención intensiva”, explica Tosca, que entonces era el jefe de Pediatría del Hospital General Universitari de Castelló y que ahora, como gerente, siente el “orgullo” de haber podido contribuir al desarrollo de “un sistema de transporte pediátrico de calidad, de ámbito local y que en la Comunitat Valenciana solo existe aquí, y en España en pocas provincias”.

Salvar vidas

Las personas responsables del desarrollo de esta iniciativa destacan que “el TIPCAS ha salvado muchas vidas y ha permitido la continuidad de cuidados intensivos de muchos pacientes”. La mayor parte de los traslados se han realizado entre los hospitales Comarcal de Vinaròs y La Plana de Vila-real hacia el Hospital General de Castelló, por precisar asistencia en la UCI pediátrica, aunque también se han registrado traslados hacia La Fe de València, referente en otras terapias específicas como la cirugía cardiovascular infantil.

El manual, que ha visto la luz este mismo mes, es una práctica edición de bolsillo que recoge los 26 algoritmos básicos del traslado de pacientes pediátricos en ambulancia y los criterios para activar el transporte intensivo, basados principalmente en la inestabilidad respiratoria, hemodinámica o neurológica de la criatura y en su gravedad.

Cómo funciona y disminución de las complicaciones

“El equipo asistencial del hospital emisor contacta con el hospital receptor para solicitar el traslado del paciente en base a una serie de criterios clínicos que son valorados por ambas partes. Una vez activado el TIPCAS, personal de enfermería y médico de Pediatría especializado en Cuidados Intensivos pediátricos, se traslada con la ambulancia para la recogida del menor lo que contribuye a la optimización de la terapia, la seguridad del traslado, el rápido tiempo de respuesta, el uso de material pediátrico específico y la continuidad de cuidados”, ha explicado la jefa del Servicio de Pediatría del Hospital General Universitario de Castelló, Irene Centelles.

“El resultado ha sido una disminución en el número de intubaciones de niños y niñas durante el transporte, un número menor de complicaciones y una optimización de los tratamientos”, ha asegurado el doctor Toledo.

Ahora, gracias a la publicación del manual, varios servicios de Pediatría de otros centros hospitalarios españoles se están interesando en este proyecto de transporte local. GVA/COECS