LOS DISCAPACITADOS ACUSAN A BENESTAR SOCIAL DE ENGAÑARLES SOBRE LA DEUDA PENDIENTE DE PAGO

Las Plataformas de defensa de la Ley de Dependencia se han reunido recientemente con la consellera de Bienestar Social, Asunción Sánchez Zaplana, para  exigir el cumplimiento de la deuda pendiente con los dependientes valencianos correspondiente a este año 2013 y que se refiere al pago de la retroactividad y los dos meses de retraso en el pago de las prestaciones.

Según esta plataforma “el Gobierno valenciano contaba con los 900 millones del FLA que se recibirá el próximo 16 de noviembre para saldar el pago de la retroactividad de este año 2013 y que asciende a 22 millones de euros, algo que ya no será posible, puesto que de acuerdo a lo establecido en el RD Ley 8/2013 de 28 de junio, de medidas urgentes contra la morosidad de las administraciones públicas y de apoyo a entidades locales con problemas financieros, dichas ayudas no pasarán por la tesorería del gobierno valenciano, sino que se destinarán directamente desde las arcas del gobierno central a los proveedores que hayan acreditado su deuda con el gobierno valenciano”. Al no ser los dependientes considerados proveedores están excluidos de dicha relación y no percibirán dichos fondos.

Ante tales circunstancias, y posiblemente por la presión de las Plataformas exigiendo el pago de la retroactividad, que según lo prometido tanto por la consellera Sánchez Zaplana como por el mismo President Fabra había de haberse realizado el pasado mes de abril, el conseller de Hacienda Juan Carlos Moragues, se ha desplazado a Madrid para solicitar del gobierno de Rajoy una línea de crédito que le permita pagar a los dependientes valencianos. “Los resultados de dicha gestión no los conoceremos hasta el día 12 de diciembre cuando retomaremos las negociaciones”, explican desde la Plataforma de Dependencia.

“No podemos más que mostrar nuestra más profunda indignación y frustración. Hasta el mes de febrero, el coste total de las prestaciones por cuidados en el entorno familiar era de 11,5 millones de euros. Tras la entrada en vigor del copago en dependencia el pasado mes de febrero esta cantidad se redujo a 7 millones de euros. Con lo cual sólo a expensas de la dependencia, el gobierno valenciano ha estado ahorrándose 4,5 millones de euros todos los meses, lo que nos lleva a un total de 45 millones de euros en lo que va de año. ¿Dónde está todo ese dinero? ¿por qué ahora no hay 22 millones de euros para pagar la retroactividad?”, cuestionan desde la Plataforma de Dependencia.

Pese a la situación de impago el Consell continúa asegurando que cumplirán con su compromiso. Al respecto los miembros de la Plataforma de Dependientes son rotundos: “obviamente, y a estas alturas, ni que decir cabe, que su palabra apenas nos merece ninguna credibilidad, y que pone de manifiesto su incapacidad de cumplir con lo prometido”, aseguran.

Satisfacción por la corrección de Benestar Social

En otro orden de cosas, la Plataforma ha mostrado su “satisfacción al conseguir que la Conselleria de Benestar rectifique y comience a partir del 1 de enero a calcular la capacidad económica del dependiente para aplicarle el copago en función de su renta, y no en función de la renta de la unidad familiar, como venía haciéndose desde febrero. Con esta medida, se recalcularán de nuevo los copagos. En el caso de los menores, al carecer de rentas, quedarán pues, exentos del mismo. Sólo no se tendrá en cuenta la capacidad económica del beneficiario, cuando este sea el cabeza de familia y no se cuenten con más ingresos”, explican. Gabriel Ferrándiz/COECS.