LA UNIVERSITAT POLITÈCNICA DE VALENCIA IMPULSA UN NUEVO SISTEMA DE DETECCIÓN DE ALTA SENSIBILIDAD DE LA COVID-19 FINANCIADO CON DONACIONES DE LA CIUDADANÍA

La Universitat Politècnica de Valencia, el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe y el Ciber-BBN se encuentran desarrollando el nuevo sistema para el diagnóstico rápido, económico y eficiente de COVID-19. Se trata de una alternativa de diagnóstico de la enfermedad, basada en films nanoporosos, que actúa de forma muy rápida, fiable y sencilla, que se ha convertido en uno de los proyectos elegidos por la Conselleria de Innovación para destinar parte de los fondos procedentes de las donaciones COVID-19 que la Generalitat recibió por parte de ciudadanos y ciudadanas anónimos, así como colectivos y empresas radicadas en su mayor parte en la Comunitat “para hacer frente de forma solidaria y altruista a la lucha contra la pandemia” y que el Consell decidió destinar de forma íntegra a proyectos de investigación de excelencia contra el virus. Hasta el momento, la cuenta destinada por la Conselleria de Hacienda para recibir estas donaciones supera los 1,2 millones de euros.

El material ha demostrado ya su capacidad para detectar la proteína Spike presente en SARS-CoV-2 y también su funcionamiento para la detección de un virus modelo que expresa la mencionada proteína y que ha sido implementado por el grupo de Biología Viral del I2SysBio, centro mixto de la Universitat de València y Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), liderado por el doctor Ron Geller, científico de excelencia del Plan GenT, el plan de generación y atracción de talento de la Generalita.

El equipo investigador de la UPV prevé comenzar en las próximas semanas la validación clínica del dispositivo en colaboración con Javier Pemán y María Ángeles Tormo, del Grupo de Investigación en Infección Grave del IIS La Fe, y con María Dolores Gómez, responsable de la Unidad de Microbiología Molecular del Servicio de Microbiología de La Fe. Una vez comprobada su sensibilidad para el diagnóstico de COVID-19, se tiene previsto el desarrollo de un kit final y la obtención del marcado CE, que permitirá su comercialización.

Entre las ventajas del dispositivo ideado por el personal investigado de la UPV, UV, CSIC, IIS La Fe y Ciber-BBN destaca su facilidad de uso y que es apto para el diagnóstico de COVID-19 en lugares con infraestructura limitada. Además, no requiere de personal altamente cualificado y la muestra no se tiene que analizar en laboratorios especializados.

Además de una inversión de fondos de las donaciones COVID-19 de la Generalitat de 146.000 euros, el proyecto cuenta también con el apoyo del Fondo Supera COVID-19, impulsado por Crue Universidades Españolas, Banco Santander -a través de Santander Universidades- y el CSIC. Asimismo, el grupo de Biología Viral del I2SysBio (UV-CSIC) contó con la financiación de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) para la implementación del virus modelo. GVA Sanitat