LA PLATAFORMA DE DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA CRITICA LOS RECORTES ANTE POSIBLES PANDEMIAS COMO EL ÉBOLA

Los médicos y enfermeras que integran la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública han hecho público su descontento ante la decisión del Ministerio de Sanidad de trasladar a España al misionero enfermo de ébola desde Liberia. Según este colectivo los continuos recortes e intentos del Gobierno y de la Comunidad de Madrid para desmantelar centros sanitarios especializados en enfermedades tropicales y pandemias, como el Carlos III (en el cual se ha ingresado al paciente afectado por ébola bajo estrictas normas e bioseguridad), hacen que este traslado sea un riesgo para la población ya que, según explican, no se están aplicando las políticas de bioseguridad apropiadas.

Según los miembros de la FADPS, “en nuestro país existía un centro especializado en enfermedades infecciosas y también en enfermedades de origen tropical, el hospital Carlos III de Madrid. Este centro ha sufrido una ofensiva especialmente virulenta de desmantelamiento y deterioro por parte de la Comunidad de Madrid, con la complicidad del Ministerio de Sanidad. Aunque las movilizaciones sociales y profesionales consiguieron  paralizar el proyecto inicial -el cierre total del centro-, la realidad es que se ha producido un notable empeoramiento en su capacidad para atender con garantías suficientes a pacientes de alta contagiosidad como es el caso”.

“A esta situación -añaden- hay que sumar los recortes en personal sanitario efectuados por la Comunidad de Madrid (7.500 trabajadores sanitarios menos desde 2009) que han disminuido de manera notable la capacidad de los hospitales públicos madrileños para abordar situaciones criticas. Tampoco debe de olvidarse que la OMS lleva años alertando sobre el aumento de las probabilidades de la irrupción de pandemias, favorecidas por la globalización y el cambio climático, y que en España el ministerio de Sanidad y su  titular, la Sra Mato, llevan ese mismo tiempo  haciendo oídos sordos a las advertencias de las autoridades sanitarias, y no solo no se adoptan medidas preventivas sino que además se deteriora de manera intencionada la capacidad de respuesta de nuestro sistema sanitario”.

Por ello consideran que “eEn este contexto no esta nada claro que sea una medida apropiada la repatriación de enfermos de Ébola a nuestro país con los riesgos que ello conlleva”.

El Ministerio asegura que este traslado no reviste riesgo

El Ministerio de Sanidad, por su parte, ha recalcado  a través de la secretaria de Sanidad, Pilar Farjas, que se cumplen con todos los protocolos de seguridad marcados por la Organización Mundial de la Salud para este tipo de casos y que los trabajadores del Hospital Carlos III de Madrid no corren ningún riesgo siempre que se sigan los protocolos indicados. Gabriel Ferrándiz/COECS.