LA COMUNITAT VALENCIANA REDUCE EL NÚMERO DE ANTIBIÓTICOS PRESCRITOS EN LOS CENTROS DE SALUD DURANTE ESTE AÑO

El consumo de antibióticos en los centros de Atención Primaria supone el 90% del consumo total de antibióticos en la Comunitat Valenciana. En lo que va de 2020, las dosis dispensadas con receta oficial en centros de salud se han reducido respecto del mismo periodo del año anterior. Sin embargo, ha aumentado en los hospitales valencianos desde el mes de marzo, coincidiendo con el inicio de la pandemia por coronavirus.

“El coronavirus es una infección vírica que no se trata con antibióticos, sin embargo, hay pacientes con posibilidad de infección bacteriana secundaria en los que sí debe considerarse la prescripción antibiótica”. “En este escenario, cobra especial importancia optimizar el uso racional de los antibióticos para evitar el desarrollo de bacterias resistentes y mejorar la eficacia de futuros tratamientos”, ha explicado la subdirectora general de Optimización e Integración de la Conselleria de Sanidad, Amparo Esteban.

En este sentido, ha asegurado Esteban, “el manejo de antibióticos en nuestros centros de salud en el contexto de la infección SARS-CoV-2 está siendo altamente adecuado”.

En Atención Primaria se ha observado una reducción en el consumo de antibióticos, de todos los tipos y en todos los departamentos de salud. En los hospitales, el uso ha sido más elevado que en el mismo período del año anterior en base a las necesidades asistenciales de los y las pacientes hospitalizados.

Depositar antibióticos en puntos Sigre

Hay muchos factores que favorecen la resistencia a los antibióticos, y su uso indiscriminado es uno de los principales. Este consumo inapropiado conlleva consecuencias muy graves, porque incrementa la mortalidad de procesos infecciosos. Las infecciones causadas por microorganismos multi resistentes, los que no responden a los antibióticos tradicionales, pueden desembocar en una prolongación de la enfermedad e incluso pueden comportar la muerte de o la paciente.

Para evitar que las infecciones por bacterias sean clínicamente incontrolables, existe una estrategia nacional plasmada en el Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos (PRAN). El PRAN implica a profesionales sanitarios en las áreas de salud humana y veterinaria, y a la población general.

El papel de la ciudadanía pasa por seguir las indicaciones de los profesionales sanitarios sobre cuándo y cómo tomar los antibióticos; completar el tratamiento prescrito y, si sobran antibióticos, no guardarlos ni compartirlos, reciclarlos en los buzones habilitados para ello en las farmacias (puntos Sigre).

Para concienciar sobre la importancia de este uso prudente de los antibióticos y desterrar comportamientos que contribuyen al uso irresponsable (automedicación; presión a personal farmacéutico/médico para dispensación/prescripción; prescripción innecesaria, etc.), el 18 de noviembre se conmemora el Día Europeo del Uso Prudente de los Antibióticos.

Además de la efeméride, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) impulsa iniciativas divulgativas para toda la sociedad a través de la web del Plan Nacional, donde se pueden poner a prueba lo que se sabe sobre antibióticos con un quizz y los niños y niñas pueden aprender sobre ellos jugando. En este enlace, se puede consultar esta iniciativa. GVA Sanitat