EL HOSPITAL DE GANDÍA ENSAYA UNA NUEVA CÁPSULA ENDOSCÓPICA PARA LA EXPLORACIÓN DEL INTESTINO

La Unidad de Endoscopias Digestivas del hospital Francesc de Borja de Gandia, dependiente de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, cuenta con una nueva técnica para diagnosticar las afecciones del aparato digestivo denominada cápsula endoscópica.

Este sistema consiste en la administración oral de un dispositivo del tamaño de un comprimido (aproximadamente unos dos centímetros) que incorpora una cámara de fotos capaz de captar de dos a seis imágenes por segundo a medida que se va desplazando por el intestino.

Esta cápsula permite la valoración, mediante visión directa, de aquellas partes del intestino delgado, como son el yeyuno y el íleon, a las que la endoscopia convencional no tiene acceso.

Se trata de una prueba no agresiva ni invasiva. Además, no requiere preparación por parte del paciente, salvo un ayuno de 10 horas y una dieta de líquidos claros el día previo a ingerir la cápsula, que ha de ser tragada sin masticar.

Esta técnica se utiliza para determinadas afecciones del aparato digestivo tales como estudio de sangrado digestivo de origen no aclarado, sospecha de enfermedad de Crohn sin estenosis conocida, enfermedad celíaca refractaria a dieta restrictiva, síndromes polipósicos de intestino delgado y sospecha de tumores.

Al paciente se le colocan unos sensores que captan las imágenes que emite la cápsula, que se almacenan en una grabadora situada en la cintura. Posteriormente, estas imágenes se descargan en un ordenador con un sistema de lectura de las mismas.

Una vez realizada la técnica, el paciente debe permanecer en el hospital alrededor de una hora y media hasta que se constate el paso de la cápsula al intestino delgado y posteriormente debe mantenerse activo durante la duración de la prueba (ocho horas aproximadamente). Pasado ese tiempo, el paciente regresa a la Unidad de Endoscopias Digestivas y se procede a la retirada de la grabadora.

La cápsula progresa por el tracto digestivo propulsada por los movimientos naturales del intestino hasta su expulsión por el colon de manera natural. Es un sistema de un solo uso, de modo que el paciente debe informar de la expulsión de la cápsula.

La responsable de la Unidad de Endoscopias Digestivas, la doctora Lidia Martí, junto con las doctoras Vanesa Martínez Escapa e Inmaculada Castelló, quienes se encargan de realizar esta técnica, aseguran que la implantación de la cápsula supone “una mayor precisión diagnóstica con un mínimo de molestias para el paciente”.

Un complemento a la endoscopia tradicional

Esta exploración no sustituye a la realización de la gastroscopia ni la colonoscopia, sino que complementa a las anteriores, teniendo en cuenta que el intestino delgado es una localización de difícil acceso a través de la endoscopia. Se trata de una exploración diagnóstica, ya que no permite la toma de muestras.

Sin embargo, la utilización de la cápsula está contraindicada cuando hay sospecha de estenosis de intestino delgado, en el embarazo y cuando se realizan registros cardiográficos o de resonancia magnética. GVA.