EL SERVICIO DE CIRUGÍA DEL CLÍNICO DE VALENCIA CONSOLIDA EL USO DE LA IMAGEN 3D PREOPERATORIA EN LA CIRUGÍA DE PÁNCREAS COMPLEJA

El servicio de Cirugía del Hospital Clínico de València ha afianzado en los últimos meses el uso de la modelización de imagen en tres dimensiones para la planificación de cirugías pancreáticas complejas. Hasta el momento, ya se ha utilizado este programa en 12 pacientes. “Trabajar con estos modelos nos ha ayudado a determinar los puntos de sección de la vena mesentérica superior cuando es preciso, así como planificar de manera anticipada la reconstrucción de la misma, diagnosticar variantes anatómicas poco frecuentes y difíciles de interpretar en otras pruebas de imagen y, además, nos ha servido como una potente herramienta docente”, según explica la doctora Marina Garcés.

“En estos tipos de cirugía, dada la complejidad, se decide usar la modelización 3D que permite obtener vistas en 360º del tumor y las estructuras adyacentes con las que se relaciona. Nos permite también obtener un estudio en tres dimensiones y dinámico en 360º para entender mejor la relación del tumor con las estructuras venosas y arteriales”, añade el doctor Sabater.

Ensayo personalizado de la cirugía y teleconsultas

Los dos especialistas del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital Clínico de València, al que también pertenecen Elena Muñoz Forner y Dimitri Dorcaratto, han publicado recientemente el artículo ‘¿Qué aporta la imagen tridimensional preoperatoria en la cirugía pancreática compleja?’ en la Revista Cirugía Española.

En el paper, los facultativos explican que las imágenes tridimensionales construidas a partir de TC o resonancia magnética nuclear (RMN) “son ampliamente utilizadas en otros procedimientos quirúrgicos, pero están menos desarrolladas para las patologías pancreáticas. Este tipo de pruebas diagnósticas se encuentra actualmente en auge por haber demostrado ser muy útiles en la planificación quirúrgica”.

Además, añaden los autores del artículo científico, “las imágenes 3D se realizan procesando la información que se obtiene de las pruebas preoperatorias del paciente (TC, RMN, PET). La información aportada por esta herramienta de diagnóstico permite planificar de manera completa y sencilla la resección, identificar las variantes anatómicas vasculares, comentar casos en línea con otros cirujanos que no se encuentren en el mismo lugar y facilita la docencia”. GVA Sanitat

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion