EL DEPARTAMENT DE CASTELLÓ REEDITA SU GUÍA DE DIABETES DURANTE EL RAMADÁN

La Comisión de Mediación Intercultural Sanitaria (CMIS) del Departament de Salut de Castelló ha vuelto a poner en marcha su iniciativa para mejorar la atención sanitaria a los fieles musulmanes diabéticos que han seguido el Ramadán. Se trata un documento en el que este colectivo puede registrar sus niveles de azúcar y permitir un mejor seguimiento por parte de los profesionales sanitarios.

La guía orientativa elaborada por los miembros de la CMIS, entre los que se encuentran profesionales sanitarios y mediadores interculturales, en colaboración con especialistas en la materia, ha puesto a disposición de las personas que vayan a celebrar el Ramadán una serie de indicaciones referentes a la Diabetes y sobre las horas a las que se recomienda controlar el azúcar en sangre.

Además, cuenta con unas tablas plurilingües adaptadas a sus costumbres horarias y alimenticias en las que se debían anotar las diferentes mediciones para que el paciente, cuando acuda la consulta del especialista o a urgencias, en el caso de que se produzca una crisis, pueda aportar una información útil sobre su evolución y estado para los profesionales sanitarios.

Este documento se une a los ya elaborados en años anteriores en los que se ha trasladado a todos los profesionales sanitarios del departamento en qué consiste esta tradición y cuáles son sus preceptos.

Pese a que los pacientes, las mujeres con la menstruación, las gestantes, los impúberes o los ancianos están exentos de ayuno, los miembros de la CMIS indican qué tipo de procedimientos sanitarios, como las inyecciones o utilización de gotas oculares, no suponen romperlo, así como recomendaciones para facilitar que los fieles puedan seguirlos de forma adecuada.

Entre ellas, por ejemplo, se encuentra la de que se intenten prescribir medicamentos que deban ser tomados ajustándose al periodo de ayuno, entre el amanecer y el ocaso.

La CMIS, en sus documentos informativos, hace también referencia a los principales momentos del Ramadán, como el iftar la primera comida tras la puesta de sol o el suhur la última antes de que éste salga, y las consecuencias sanitarias que podrían tener sobre determinados tipos de pacientes.

En este sentido, piden que se tenga un especial seguimiento de los pacientes con diabetes que, aunque pudieran estar exentos de ayunar por su condición de enfermos, quieran seguir la tradición, por lo que una comunicación fluida es una de las herramientas básicas.

Pacientes y personal sanitario tienen, a través del correo electrónico cmis@gva.es, contacto directo con la Comisión de Mediación Intercultural Sanitaria del Departament, donde se responderán las dudas y consultas que pudieran surgir al respecto.