EL CECOVA CALIFICA COMO NEFASTA LA GESTIÓN DE LA CRISIS SANITARIA POR PARTE DE LA CONSELLERIA DE SANIDAD

El Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (CECOVA), junto al resto de la Organización Colegial Autonómica integrada también por los colegios de Enfermería de Alicante, Castellón y Valencia, quiere expresar, a través de un comunicado, su más rotundo rechazo a la gestión que está desarrollando la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública de la actual crisis sanitaria. Una mala gestión que parte desde antes incluso de la declaración del estado de alarma al no haber sabido anticiparse a los acontecimientos, que siguió durante los primeros días y que ha continuado ya en esta crisis a pesar de prometer y garantizar toda clase de medidas en una reunión que se mantuvo días atrás con representantes de dicha Conselleria.

Una reunión que tuvo lugar el día después de las intolerables declaraciones de la consellera Ana Barceló, en el sentido de que los profesionales sanitarios se han contagiado por hacer viajes o ver a familiares, y que fue aprovechada por Sanidad para querer dar la imagen de que se estaba junto a los profesionales sanitarios, cuando la realidad es que lo que se hizo fue engañar con falsas promesas y aprovechar la foto de la reunión con fines propagandísticos para tratar de paliar la mala imagen de las declaraciones de la consellera.

Desde el CECOVA, se denuncia que se sigue recibiendo una gran cantidad de testimonios denunciando la falta de materiales de protección para los sanitarios, lo que ha llevado a los de la Comunidad Valenciana a superar la media nacional de contagios entre este colectivo, situada en el 14%, rondando los 1.300.

El CECOVA desconoce a dónde va a parar el material que con tanta pompa se está vendiendo que llega en aviones a la Comunidad Valenciana, cuando se comprueba día tras día que es una misión casi imposible conseguirlo tanto en los centros hospitalarios como por parte de las enfermeras de Primaria que deben atender los avisos a domicilio. Y para colmo, han tratado de que los sanitarios contagiados se incorporen a trabajar de nuevo antes del tiempo establecido por la cuarentena. A ello se une la necesidad inaplazable de test de detección del coronavirus para los profesionales sanitarios.

Y si grave es esto, lo es también el hecho de que no se estén canalizando adecuadamente las donaciones de empresas y particulares e incluso que, como también ha denunciado CECOVA, se reparta material en mal estado entre las enfermeras.

Una descoordinación que se aprecia también en la confección de protocolos, en su comunicación y en la creación de una red de información eficaz y eficiente. En resumen, todo un cúmulo de circunstancias que lamentablemente hacen que tengamos que calificar como nefasta la gestión de esta situación y que supone una falta de respeto y de consideración hacia la vida y seguridad tanto de los profesionales sanitarios como de los pacientes. Esto no se soluciona con las palabras buenistas de la consellera en sus ruedas de prensa diarias, sino con hechos concretos, reales y con datos transparentes. CECOVA