VALENCIA CONGREGA A LÍDERES INTERNACIONALES EN ENFERMEDAD DE HÍGADO GRASO

El Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) y el Museu de les Ciències acogen entre ayer y hoy la tercera asamblea general del consorcio LITMUS, un proyecto en el que 47 socios internacionales líderes en identificación de biomarcadores, validación y aceleración de la calificación de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) buscan biomarcadores para realizar análisis de sangre y pruebas de imagen a pacientes con hígado graso no alcohólico (HGNA o en inglés NAFLD).

El objetivo de LITMUS es desarrollar herramientas para detectar y diagnosticar personas con enfermedades metabólicas (diabetes, obesidad) que tienen riesgo de sufrir la enfermedad de hígado no graso. Los socios de este proyecto, coordinado por la Universidad de Newcastle, en colaboración con la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (EFPIA), trabajan para desarrollar y validar análisis de alta precisión y técnicas de imagen que permitan a médicos e investigadores diagnosticar rápida y fácilmente la gravedad de la enfermedad y realizar su seguimiento y evolución.

Las personas que padecen la enfermedad del hígado graso no alcohólico tienen un mayor riesgo de desarrollar cirrosis y cáncer de hígado. El desafío para los médicos es identificar qué pacientes con HGNA desarrollarán esteatohepatitis no alcohólica.

Quentin Anstee, hepatólogo del Freeman Hospital del Reino Unido y coordinador del proyecto, ha destacado que “el problema es saber quienes entre los pacientes con hígado graso van a desarrollar inflamación, cirrosis o cáncer de hígado, y para ello hacen falta biomarcadoes no invasivos”. La enfermedad del hígado graso no alcohólico está fuertemente asociada con las epidemias de obesidad y diabetes tipo 2 que están poniendo a prueba a los sistemas de salud en todo el mundo.

Aunque esta patología está muy asociada al envejecimiento, el hígado graso está apareciendo en edad pediátrica a causa de la obesidad infantil.
Esta enfermedad conlleva lesiones que van desde la esteatosis hepática simple hasta la esteatohepatitis no alcohólica, en la que la grasa induce la aparición de cambios inflamatorios y un grado variable de fibrosis, que incluso en algunos casos puede evolucionar en cirrosis hepática.

En la actualidad, HGNA está asociada a cambios inflamatorios que solo se pueden evaluar y diagnosticar mediante una biopsia hepática, un procedimiento invasivo y costoso que solo se puede realizar en hospitales especializados. Como resultado, muchos pacientes no son diagnosticados hasta que su enfermedad está relativamente avanzada y la falta de una herramienta de diagnóstico más simple también dificulta el desarrollo de nuevos tratamientos.

Para poder desarrollar, validar y avanzar hacia biomarcadores que diagnostiquen, estratifiquen el riesgo y monitoreen la progresión de HGNA y esteatohepatitis no alcohólica así como la etapa de fibrosis. Para ello, el proyecto reúne los usuarios y usuarias, finales de tecnologías de biomarcadores (médicos con experiencia en HGNA y la industria farmacéutica; académicos independientes con experiencia en la evaluación del rendimiento de pruebas médicas y biomarcadores e investigadores y desarrolladores de biomarcadores.

La Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI) es un programa europeo de colaboración público-privada, formado por la Comisión Europea y la Federación Europea de Industrias Farmacéuticas (EFPIA), que apoya proyectos relacionados con nuevos medicamentos más efectivos, biomarcadores y herramientas clínicamente relevantes y respaldados por los reguladores, mediante consorcios que reúnan investigadores, clínicos, académicos, industria y pacientes, desde 2008 lanza convocatorias muy competitivas para hacer frente a los mayores desafíos en investigación médica e innovación.

El director general de investigación de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, Javier Burgos, inauguró la asamblea, en la que ha reconocido las aportaciones realizadas en este campo por “médicos e investigadores valencianos que, como la doctora Marina Berenguer, hepatóloga del Hospital Universitari i Politècnic La Fe de València y presidenta de la Sociedad Internacional de Trasplante Hepático, investigan para mejorar la calidad de vida de los pacientes con enfermedades hepáticas”. GVA Sanitat