LA PROFESORA DE LA UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA BELÉN MERCK ES LA ÚNICA ESPAÑOLA EN UN ENSAYO CLÍNICO INTERNACIONAL SOBRE EL USO DE IMÁGENES 3D PARA EVALUAR LA CIRUGÍA CONSERVADORA EN CÁNCER DE MAMA

La Universidad CEU Cardenal Herrera ha anunciado en un comunicado que la profesora de Medicina del CEU Belén Merck Navarro ha sido la única española entre los 17 cirujanos especialistas en cáncer de mama de 11 países distintos que han participado en un ensayo clínico sobre la utilidad de la imagen en 3D para evaluar los resultados estéticos de la cirugía conservadora en casos de cáncer de mama.

Esta investigación se ha desarrollado en el marco del proyecto PICTURE, financiado por el programa H2020 de la Unión Europea. La profesora Merck ha formado parte del panel de expertos que ha valorado las ventajas de la visión oblicua y en rotación que ofrece la imagen 3D, frente a las imágenes frontal y lateral en 2D, para valorar las cirugías conservadoras del pecho en casos de cáncer de mama, han detallado desde el centro académico.

Junto a expertos de hospitales de Houston, de Nueva York y otros centros médicos y de investigación en Reino Unido, Australia, Suiza, Bélgica, Dinamarca, Holanda o Brasil, la profesora Merck ha evaluado un nuevo software basado en tecnología 3D, que permite rotar la imagen de la paciente en todas las direcciones para evaluar los resultados de la cirugía conservadora practicada.

Visión oblicua y rotación de la imagen

La doctora Merck ha utilizado el software BCCT.core (Breast Cancer Conservative Treatment. cosmetic results) en 106 casos, comparando las imágenes obtenidas de estas pacientes en 2D y en 3D, estas últimas tomadas con una rotación de 180 grados. Las pacientes participantes en el ensayo clínico han sido intervenidas en los hospitales Free Hospital de Reino Unido; Champalimaud Cancer Center, de Portugal; y Leiden University Medical Center, de Holanda.

Según destaca la profesora de Medicina del CEU, “este sistema BCCT.core permite añadir a la visión frontal y lateral, la visión desde perspectivas oblicuas mientras se va rotando la imagen, por lo que parámetros como la simetría entre las mamas tras la intervención en una de ellas, la cicatriz resultante y su color o la apariencia comparada entre la mama tratada y la sana, pueden verse y valorarse mejor que con imágenes 2D”. Aunque el estudio concluye que incluir esta tecnología puede ser costoso en relación con la mejora en la valoración que permite, “es un avance que, en el caso de contar con recursos, sería recomendable poder incorporar para una valoración aún mejor por parte de los cirujanos”.

Resultado estético de la cirugía conservadora

Los 17 especialistas seleccionados para el estudio, entre ellos la profesora Merck de la CEU UCH, han evaluado por separado las imágenes de las pacientes siguiendo la escala estandarizada de Harris, alcanzando consenso en su evaluación en 99 de los 106 casos estudiados. Aunque desde el punto de vista médico y de supervivencia a la enfermedad, los tratamientos de cirugía conservadora del cáncer de mama y radioterapia, frente a la mastectomía, han demostrado su eficacia, “desde el punto de vista de la evaluación del resultado estético de la intervención, que es muy importante para la calidad de vida de las pacientes, no se había realizado aún un estudio tan exhaustivo como este”, destaca la profesora Merck.

Toda la información sobre el artículo “The value of 3D images in the aesthetic evaluation of breast cancer conservative treatment. Results from a prospective multicentric clinical trial”, en el siguiente enlace.