EL SERVICIO DE ANESTESIOLOGÍA DEL GENERAL DE VALENCIA PARTICIPA EN UN ENSAYO CLÍNICO SOBRE CRITERIOS DE TRANSFUSIÓN EN PACIENTES DE CIRUGÍA CARDÍACA

El Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital General de Valencia ha participado como grupo investigador en el ensayo clínico TRICS III (Transfusion Requirements in Cardiac Surgery), publicado en The New England Journal of Medicine con el título: Restrictive or Liberal Red-Cell transfusión for Cardiac Surgery.

Este ensayo clínico se diseñó para aclarar la duda sobre si hay que ser muy estrictos o no con los criterios de transfusión sanguínea en un paciente sometido a una cirugía cardíaca. “Ya que, por un lado, sabemos que la anemia y su hipoxia consecuente son nocivos pero también conocemos el aumento de morbimortalidad por las transfusiones sanguíneas. La tendencia actual (tanto en pacientes cardiológicos como de UCI) es marcar unos criterios más estrictos para transfundir”, ha añadido Eva Mateo, investigadora principal.

En este ensayo clínico han participado Eva Mateo, Juan José Peña, Carolina Ferrer, Tania Gabaldón, Joaquín Moreno e Irina del Cobo y en él se incluyeron 5.243 pacientes adultos sometidos a cirugía cardiaca con circulación extracorpórea y un riesgo moderado-alto preoperatorio.

“En total, desde 2014 a 2017 se incluyeron 2.430 pacientes en cada grupo, de 19 países distintos. Las características basales fueron similares: 72 años de media de edad, 65 por cien varones y con riesgo preoperatorio moderado-alto. Se estudió un objetivo primario compuesto por todas las causas de mortalidad, infarto, ictus y nuevo fallo renal con necesidad de diálisis”, ha añadido Mateo.

Con este trabajo ha quedado demostrado en un ensayo clínico serio, bien diseñado y sustentado estadísticamente y con alto número de pacientes, que la estrategia restrictiva de transfundir sangre cuando la Hb sea < 7,5 mg/dl (en quirófano o UCI) a pacientes de moderado-alto riesgo (según escala EuroSCORE I) sometidos a cirugía cardíaca, es tan segura como una estrategia más liberal y permitiría evitar un gran número de transfusiones sanguíneas.