SANITAT INCORPORARÁ TÉCNICAS DE INTELIGENCIA ARTIFICIAL A LA CLASIFICACIÓN DE URGENCIAS Y EMERGENCIAS SANITARIAS A TRAVÉS DEL 112 PARA OPTIMIZAR LA RESPUESTA SANITARIA

La consellera de Sanitat Universal, Ana Barceló, y el director general de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, han presentado los resultados de un proyecto de innovación e investigación que incorporará una nueva herramienta con técnicas de Inteligencia Artificial a la clasificación de las urgencias y emergencias sanitarias recibidas a través del teléfono 112.

Esta nueva herramienta está siendo desarrollada gracias al trabajo conjunto de la conselleria de Sanitat y expertos de la Universitat Politècnica de València y de la Universitat de València, que han sido los encargados de incorporar estas técnicas de Inteligencia Artificial para ayudar a los operadores del 112 a clasificar las llamadas, el elemento clave de todo el sistema de emergencias.

“Este proyecto pionero coloca a la sanidad valenciana a la vanguardia de la aplicación tecnológica para la gestión de los recursos de manera más eficaz y mucho más racional”, ha señalado la titular de Sanidad.

La consellera ha explicado que “la atención telefónica de la demanda sanitaria de la población supone un reto para la asignación y gestión de recursos sanitarios, ya que en el teléfono 112 se reciben peticiones de atención tanto en los casos más graves como condiciones de salud que no revisten ninguna gravedad y no requieren una atención inmediata”.

Actualmente, la atención de las llamadas sanitarias las gestionan los operadores del 112, siguiendo los protocolos de clasificación elaborados por la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública. El 60% del total de llamadas que se reciben en el teléfono 112 son de carácter sanitario.

El director de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta las Emergencias José María Ángel, ha destacado que el “valor de aportar los 70 millones de llamadas que acumula el 112 supone una información valiosísima para mejorar un concepto que nos es clave: mejorar la isocrona, el tiempo de respuesta a las emergencias, en este caso, las sanitarias”

La clasificación de la llamada sanitaria es el elemento clave de todo el sistema de emergencias, en palabras de José María Ángel, que ha explicado que en los diferentes sistemas de emergencias nacionales no existe ningún protocolo que haya sido validado científicamente en cuanto a su eficacia para clasificar el incidente que el alertante está describiendo en todo el espectro de gravedades que puede darse.

Por su parte, la rectora de la Universitat de València, María Vicenta Mestre, ha agradecido la labor realizada “por tres razones: por haber desarrollado un sistema orientado a la mejora de una labor fundamental como es la clasificación de la demanda sanitaria, porque este encargo de la Generalitat evidencia una orientación de las políticas públicas basada en la incorporación de la tecnología y la mejora permanente de los servicios públicos y porque muestra una apuesta del gobierno por los servicios públicos y, en particular, por la sanidad pública”.

El rector de la UPV, Francisco José Mora, ha destacado que “ambas universidades contamos con equipos de investigadores referentes en IA a nivel nacional e internacional, cuyos resultados vienen avalados por una amplia producción científica. Somos conscientes de que hay mucho por hacer en el ámbito de la inteligencia artificial, las aplicaciones innovadoras en el big data, el procesamiento del lenguaje natural, la cooperación hombre-máquina… Estamos participando en la construcción de un futuro prometedor y sostenible. Y queremos ayudar a producir avances significativos.”

Gracias a la evaluación continua de los protocolos de clasificación entre la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública y la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, junto al análisis de la complejidad de la clasificación y el correcto almacenamiento de los casos históricos, se ha podido construir un proyecto conjunto para desarrollar una herramienta que ayude a los operadores del 112 en la labor de clasificación utilizando técnicas de inteligencia artificial.

El resultado final del proyecto de innovación e investigación es el algoritmo matemático de inteligencia artificial que se presenta estos días.

La implantación del nuevo sistema de clasificación llevará un tiempo aproximado de un año para formar al personal operador del 112 en los nuevos protocolos de trabajo y para implantar dentro del sistema informático de emergencias el algoritmo y los nuevos interfaces de usuario.

Cuatro años de trabajo

Desde el año 2015, se trabaja en la creación de este sistema de Inteligencia Artificial basado en técnicas de aprendizaje automático que mejore la clasificación de la demanda sanitaria en cuanto a la predicción de la gravedad de la situación.

El equipo de la Conselleria de Sanidad ha trabajado durante estos años para preparar cerca de 5.000.000 de casos de urgencias y emergencias sanitarias para que los investigadores puedan entrenar el sistema de inteligencia artificial.

El objetivo final es mejorar el trabajo de los y las profesionales sanitarios y aumentar la calidad de la atención a las urgencias y emergencias sanitarias de la población de la Comunitat Valenciana. GVA / COECS.