ORIHUELA IMPLANTA UNA NUEVA CONSULTA DE ENFERMERÍA DIRIGIDA A LA PREPARACIÓN DEL PACIENTE QUIRÚRGICO

El Hospital Vega Baja implanta la consulta de enfermería de cirugía ‘Fast-Track’, también denominada de rehabilitación multimodal. La consulta está dirigida fundamentalmente a la preparación física y emocional del paciente con el objetivo de reducir la respuesta al estrés prequirúrgico.

Los pacientes que van a ser sometidos a una cirugía de colon serán atendidos, antes de su intervención, por el personal de enfermería que ha sido formado en esta nueva modalidad terapéutica. Asimismo se prevé incorporar esta modalidad a la cirugía urológica que se realiza en el hospital. Este tipo de método consiste en la aplicación de nuevos procedimientos que mejoran y aceleran la recuperación de los pacientes sometidos a cirugía convencional y previenen las complicaciones asociadas a la morbilidad de los cuidados preoperatorios tradicionales.

Con anterioridad a la cirugía, el paciente que cumpla los criterios de inclusión, será citado en la consulta de enfermería de la unidad de hospitalización. En esta consulta recibirá, de manos del personal de enfermería, una serie de recomendaciones que se centran en enseñarle ejercicios de relación muscular progresiva; aconsejarle hábitos de vida saludable, como el fomento de ejercicio físico; y recomendarle el abandono de hábitos tóxicos,como el tabaco o alcohol. Además recibirá consejos nutricionales especificas fundamentales para la correcta reparación postquirúrgica de los tejidos. Tanto el paciente como su familiar recibirá, de forma escrita y verbal, todo lo que ocurrirá durante su estancia en el hospital de forma cronológica, las posibles complicaciones, resultados esperados y cuándo se producirá el alta.

Según ha señalado la supervisora de enfermería de la unidad de cirugía, Ana Rosa Ruiz Vidal, “gracias a la puesta en marcha de esta consulta los pacientes obtienen grandes beneficios. Se ha demostrado que se aumenta la satisfacción de los pacientes, disminuye la ansiedad preoperatoria y se mejora el proceso postoperatorio, acelerando la recuperación de los pacientes y se acorta el tiempo necesario para la recuperación completa de los pacientes”.

Este nuevo abordaje terapéutico surge del trabajo de un equipo multidisciplinar formado por cirujanos, urólogos, anestesistas y personal de enfermería, que llevan meses preparando esta modalidad de cirugía ‘Fast-Track’. GVA / COECS.