OPINIÓN: HAMBRE EN ESPAÑA

El Partido Popular y el Partido Socialista han traído el hambre a España. Estos dos partidos se han alternado en el poder desde hace 35 años. Nadie más ha gobernado ni aplicado políticas económicas, sociales y territoriales. Hace 35 años en España había prácticamente pleno empleo (incluso pluriempleo), existía una potente clase media y España era la 8ª potencia económica del mundo. Hoy contabilizamos seis millones de parados, cada vez menos clase media (tirando a baja) y somos la 16ª economía del mundo. Además hay hambre. Sí, según Caritas, 3 millones de personas viven con miseria en España y 10 millones de personas viven en el umbral de la pobreza.

Por hambre entienden los organismos internacionales (FAO, Banco Mundial, etc.) la ausencia del bienestar mínimo. En el concepto de bienestar debemos incluir no sólo no poder comer tres veces al día, no tener vestido o calzado, sino también situaciones de subdesarrollo, de empeoramiento de renta de los más desfavorecidos, de pérdida de seguridad social, de falta de atención a los discapacitados, de desahucios, de pérdida de derechos en educación… Todo eso es hambre.

Las políticas de las castas dirigentes para evitar el hambre (si realmente les preocupa), pueden optar por dos tipos de camino:

1. Fomentar las subvenciones, el “clientelismo”, el “enchufismo”, crear paniaguados, colocar a los amiguetes en puestos innecesarios que sangran el presupuesto, crear interinos, crear funcionarios a dedo que no sirven para nada más que para dilatar los procedimientos… En definitiva por chupar del presupuesto, ordeñar las arcas públicas con la finalidad de crear obligaciones morales y “clientes” votantes para mantenerse en el poder con todos sus privilegios de casta.

2. Invertir en el patrimonio territorial, en el patrimonio humano, en los pueblos. Crear industrias, crear empresas, recuperar la agricultura, la pesca, la ganadería, apoyar económicamente a los empresarios y emprendedores con políticas de inversión, de crecimiento, de reducción de impuestos a las actividades y de aumento de impuestos a los amasadores de fortunas (en esto España ha mejorado y es el 8º país del mundo donde más fortunas hay)

El primer tipo de políticas asegura la continuidad en el poder de las castas políticas dominantes. Su finalidad va dirigida exclusivamente a este fin. Para ello engañan al pueblo en sus programas y campañas electorales. Nadie les pedirá explicación hasta dentro de cuatro años. Y si se la piden, controlan los resortes necesarios para salir indemnes. Evidentemente, este tipo de políticas no puede nunca crear riqueza por eso su resultado es el HAMBRE.

El segundo tipo de políticas crea riqueza, empleo, industria, consumo y EVITA EL HAMBRE.

Si con el primer tipo de políticas hemos llegado a donde estamos y hoy tenemos HAMBRE en España, necesariamente hay que cambiar las políticas, TODOS los políticos responsables, TODOS los partidos responsables y el modelo de Estado que ha permitido que los unos y los otros nos hayan llevado a esta situación.

No debemos volver a caer en los cantos de sirenas y volver a aupar a los partidos políticos que nos han llevado a esta situación confabulados con los sindicatos amarillos y las organizaciones empresariales. Se ha demostrado que son parásitos sociales, lacras, sanguijuelas convertidas en castas sociales que hay que extirpar para evitar que sigan chupando del presupuesto.

¿Qué hacen todos los responsables de esta situación que siguen percibiendo y disfrutando sueldos, dietas, coches oficiales, chóferes, viajes, habitaciones en hoteles lujosos, mientras los niños de Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Comunidad de Canarias… no tienen aseguradas tres comidas al día?¿Cómo podemos consentir que no haya dinero para la investigación, para la comida de los niños en la escuelas, para los hospitales, para los discapacitados, para las pensiones de los ancianos y sí lo haya para pagar prebendas, privilegios y sueldos de políticos y funcionarios que no necesitamos?¿Por qué los políticos no gestionan los recursos agrícolas, forestales, ganaderos, pesqueros? ¿Por qué no llevan a cabo planes de viabilidad como en cualquier empresa, nuevas iniciativas ya que disponen de los recursos públicos?¿Y si no lo hacen y tenemos miseria, paro y hambre, para qué los queremos?

Diariamente se tira a la basura comida sobrante en los restaurantes, hoteles, bares, supermercados, mercados… Es cierto que existen algunas organizaciones extraestatales que han creado Bancos de Alimentos, pero toda la comida que se tira podría contribuir a paliar el hambre en sus respectivas localidades. Bastaría que algún gestor público se preocupara de ordenar los medios municipales para recopilar esos excedentes por la noche y repartirlos por el día a los necesitados o a los colegios. Esos coches oficiales que esperan durante horas a que sus detentadores públicos sean llevados a jalar copiosamente en restaurantes de alta gama, podrían dedicarse, de forma organizada, a esos fines sociales ya que se pagan con dinero público. Pero eso no importa al político porque él no pasa hambre. Y son responsables todos los políticos, por activa o por pasiva porque todos son gestores de lo público y pertenecen a los partidos políticos responsables de que estemos en la situación actual de HAMBRE. ¡Qué vergüenza!

josepascualfdez01

 

    José Pascual Fernández

Abogado del Colegio Oficial de Enfermería de Castellón

1 Comment

  1. PUM, PUM, PUM… DE OTRA FORMA NO ACABAMOS CON EL HAMBRE Y LA MISERIA. BASTA YA DE SOMETIMIENTO A LOS CAINITAS DEL CORRUPTO GOBIERNO QUE GOZAN DE SOBRES, SUELDOS Y DEMÁS PREVENDAS.

Los comentarios están cerrados.