MÁS DE 1.200 PACIENTES DEL CLÍNICO CON TRATAMIENTO ANTICOAGULANTE PARTICIPAN EN UN PROGRAMA PARA SU CONTROL A TRAVÉS DE NUEVAS TECNOLOGÍAS

Un total de 1.253 pacientes con tratamiento anticoagulante del Departamento de Salud Clínico-Malvarrosa ya se han sumado a un programa piloto que hace uso de las nuevas tecnologías de la información para mejorar los controles y la seguridad en los tratamientos.

Los anticoagulantes orales son un tipo de medicamentos indicados en la prevención y tratamiento de complicaciones tromboembólicas venosas y arteriales. Pese a que requieren un estrecho control, son uno de los grupos de medicamentos más prescritos en nuestro país. Su utilización incorrecta puede causar eventos adversos graves, de ahí la importancia de priorizar prácticas de control y seguridad.

Con el propósito de que estos medicamentos se utilicen de la forma más segura posible y para facilitar el acceso a los controles a personas con movilidad reducida o con problemas horarios por motivos laborales, el Departamento València Clínico Malvarrosa ha sido uno de los primeros en incorporar las nuevas tecnologías de la información en beneficio de los pacientes anticoagulados.

En primer lugar se ofreció la posibilidad de recibir por medio de correo electrónico la hoja de dosificación y en segundo lugar se ha incorporado el uso de una plataforma online disponible desde diversos dispositivos (ordenador, móvil, tableta…), que minimiza los problemas de comunicación entre los profesionales sanitarios y entre estos y los pacientes o familiares, así como los retrasos en la entrega de resultados o los problemas de conciliación laboral y familiar a la hora de gestionar el control y ajuste del tratamiento.

Además, el departamento con la colaboración del colegio de farmacéuticos de València ha impulsado un proyecto piloto que incluye la participación de farmacéuticos comunitarios del área para identificar precozmente las interacciones farmacológicas, ofrecer un horario más flexible para los controles y potenciar la atención farmacéutica.

Evitar desplazamientos y facilitar la conciliación familiar y laboral

Existen en la actualidad diferentes tipos de fármacos anticoagulantes, aunque todos ellos precisan control en mayor o menor medida. Los cumarínicos siguen siendo los más empleados. Estos fármacos requieren la realización de controles periódicos para el ajuste de las dosis, lo que supone realizar continuos desplazamientos a los centros de salud. Además de incrementar la seguridad, este nuevo programa ha permitido evitar desplazamientos a los centros de salud y al hospital.

En 2017 se realizaron un total de 69.166 controles a 5.645 pacientes anticoagulados con cumarínicos en el Departamento de Salud Clínico-Malvarrosa. De ellos, 1.032 (18,38%) reciben el informe del resultado por correo electrónico no siendo necesario permanecer en el Centro de Salud para recoger el resultado, lo que facilita enormemente la conciliación familiar y laboral de los pacientes y sus cuidadores.

Además, 221 pacientes ya han utilizado la plataforma online, de los cuales 72 están en residencias de la tercera edad y el resto hace uso de la misma bien de forma individual o con el apoyo de su farmacéutico comunitario. Todo ello bajo la estrecha supervisión de los facultativos especialistas de Hematología que conforman la unidad de tratamiento anticoagulante que lidera Blanca Navarro. GVA/COECS

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion