LOS HOSPITALES VITHAS NISA UTILIZAN UNA PIONERA CÁPSULA ENDOSCÓPICA PARA EL DIAGNÓSTICO DE LAS ENFERMEDADES DE INTESTINO DELGADO Y COLON

Los Hospitales Vithas Nisa, concretamente el centro hospitalario Virgen del Consuelo, en Valencia, es uno de los primeros centros en España en la utilización de la cápsula endoscópica, una avanzada tecnología que se ha convertido en la herramienta de referencia para el diagnóstico de las enfermedades del intestino delgado y del colon, según han detallado desde el centro hospitalario en un comunicado.

Lo novedoso precisamente de esta técnica es que las patologías del intestino delgado, como el sangrado oscuro o la enfermedad de Crohn, pueden resultar difíciles de detectar con los métodos convencionales como la endoscopia o colonoscopia debido a la gran longitud del intestino delgado, ya que estas técnicas no llegan a la parte del intestino donde normalmente se origina la enfermedad.

La cápsula endoscópica es considerada en este momento una de las técnicas más eficaces para evaluar la enfermedad inflamatoria intestinal. Se trata, según han detallado desde el centro hospitalario, de un procedimiento “muy eficaz y seguro que cuenta con un elevado rendimiento diagnóstico y que, por su inocuidad y su amplia aplicación, ha demostrado disminuir el número de ingresos hospitalarios, así como la repetición de exploraciones endoscópicas innecesarias previas a la cápsula”.

Además, aseguran desde el centro hospitalario, que el ahorro en exploraciones previas es muy alto, ya que antes de la utilización de la cápsula se había realizado una media de 4 exploraciones radiológicas y endoscópicas innecesarias dado que no encontraron la patología que la cápsula endoscópica diagnosticó.

La cápsula endoscópica 

Según han explicado desde los Hospitales Vithas Nisa, la cápsula endoscópica consiste en la ingestión de una pequeña cápsula del tamaño de un caramelo que recorre de forma natural el aparato digestivo realizando fotografías de su interior. Estas imágenes se transmiten a unos sensores adhesivos o un cinturón que se colocan en la cintura. Estos sensores están conectados a una registradora de datos, similar a un walkman, que almacena todas las imágenes que coloca en un bolsito.

El paciente llevará este equipo mientras realiza su vida cotidiana habitual durante las 12 horas aproximadamente que dura la exploración. Existen dos tipos de cápsula endoscópica. Una visualiza el intestino delgado y otra además el colon en una misma exploración. Hospitales Vithas Nisa / COECS.