LAS ONGS DEBATEN EN EL COECS EL TRABAJO DE LAS ENFERMERAS EN LA AYUDA HUMANITARIA

 

Representantes de varias organizaciones no gubernamentales se han dado cita en el salón de actos del Colegio de Enfermería de Castellón para debatir sobre la Enfermería y las acciones humanitarias. Esta charla se engloba en las actividades de “Castellón sin Fronteras”, una serie de talleres y mesas redondas que tratan de concienciar a los vecinos de la ciudad sobre el trabajo de las ONGs y la importancia de seguir colaborando en la ayuda humanitaria.

En la mesa, moderada por Eugenia Gordo (responsable del grupo de Cooperación del COECS) han estado representados desde Médicos sin Fronteras, una de las ongs más veteranas y que cuenta con más de 3000 trabajadores en decenas de países del mundo a El Redolí, una ong local y muy joven que ya interviene en proyectos sanitarios y educativos en Uganda y Perú.

Teresa Lencina, enfermera cooperante de Médicos sin Fronteras se ha encargado de dar una visión global del trabajo de esta ONG en todo el mundo y de relatar su experiencia personal en las actividades sobre el terreno en las que ha participado. Como el resto de invitados ha coincidido en señalar la improtancia de acudir a esas misiones con una mente abierta y con disponibilidad para realizar todo tipo de tareas.

Por su parte el representante de El Redolí, César Jimenez, ha destacado el trabajo de ONGs de pequeño tamaño como la que él representa y que, mediante el trabajo de expertos en diferentes ámbitos, se dedica a asesorar o colaborar con otras entidades de mayor tamaño y ya asentadas sobre el terreno. Actualmente El Redolí “trabaja en Uganda llevando la sanidad a zonas aisladas y formando a personal sanitario para atender a personas que, de otra forma, no tendrían ninguna asistencia sanitaria. Tamibén estamos en Perú, dónde estamos inmersos en un proyecto para dar formación y trabajo a madres adolescentes y que han sufrido abusos sexuales que, además, se ven abocadas a la exclusión social. Sin nuestra colaboración, quedarían marginadas del resto de la sociedad”, ha explicado Jiménez.

También ha intervenido María Antonia Arnau, enfermera de Castellón que, hace pocos meses, ha regresado de Mali. Allí ha descubierto la importancia de intercambiar experiencias con los profesionales locales y no ir con estereotipos sobre los problemas locales. Arnau ha querido destacar que le “sorprendió mucho la buena formación y los grandes profesionales que hay en el terreno y que, cuando acudes con la mentalidad de enfermera occidental con una magnifica formación, te bajan pronto a nivel de tierra. Son los que mejor conocen a los problemas que se enfrentan y los que dan las mejores soluciones a los mismos, por tanto, a nosotros se nos abre la puerta para aprender de ellos”, ha señalado.

Arnau manifiesta que ha sido una experiencia inolvidable y ha recomendado a la gente que tiene inquiteudes por el trabajo en cooperación a vencer sus miedos porque es un trabajo “muy gratificante”.

Las actividades de concienciación seguirán a lo largo de los próximos días en la campaña “Castellón sin Fronteras”, organizada por Médicos sin fronteras y en la que participa el COECS. G.F./COECS.