LAS FARMACIAS CONTINUARÁN EN HUELGA HASTA COBRAR LA DEUDA DEL CONSELL

Las farmacias de Castellón han acordado este jueves por la noche continuar con la huelga que mantienen desde el pasado 5 de noviembre por los impagos de la Generalitat valenciana. Los farmacéuticos castellonenses se unen así a los de Valencia y Alicante que acordaron ya continuar con la huelga la noche del 21 de noviembre.

Según han informado fuentes del Colegio de Farmacéuticos de Castellón, la asamblea que se ha celebrado este jueves ha secundado la propuesta de rechazar el plan de pago presentado por la Generalitat el pasado martes, con la totalidad de los votos de los 196 asistentes.

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Castellón, Jesús Bellver ha afirmado que la propuesta enviada este jueves por la tarde por la Generalitat no difiere mucho de la ya presentada. Bellver ha explicado que una parte del documento que ha enviado esta tarde el Consell para la “Regularizacón y la normalización de pagos de la Generalitat a las oficinas de farmacia” va “en contra del concierto farmacéutico suscrito por la Generalitat”.

Este viernes se reunirán los presidentes de los Colegios de Alicante, Valencia y Castellón para analizar este último plan de pago propuesto por la Generalitat y para estudiar las posibles medidas de “endurecimiento” de la huelga para la próxima semana. Los farmacéuticos de Castellón, a los que la Generalitat adeuda unos 90 millones de euros, celebrarán una nueva asamblea la semana que viene para analizar la situación.

Los colegiados de Valencia advirtieron anoche de que “recrudecerán” la huelga y reducirán los servicios mínimos “a lo mínimo que marca la ley”, ya que hasta ahora eran superiores al 30 por ciento que estipula dicha ley. Las farmacias de la Comunitat Valenciana reclaman a la Generalitat 450 millones de euros. El Gobierno Valenciano ha propuesto a los farmacéuticos pagarles unos 350 millones del total de la deuda en tres mensualidades: noviembre, diciembre y enero.

Las farmacias de la Comunitat Valenciana, alrededor de 2.200, iniciaron el pasado 5 de noviembre una huelga patronal de carácter indefinido para exigir a la Generalitat el dinero que les adeuda. Desde entonces, dos de cada tres farmacias, en turnos rotatorios, han cerrado sus puertas, una protesta que ha sido secundada de forma masiva por las boticas valencianas, aunque esta semana ya ha habido una treintena de oficinas que han decidido abrir y no apoyar la huelga. EFE.