LA UNIDAD DE TRASTORNOS DE MOVIMIENTO DEL HOSPITAL LA FE ATIENDE 800 CONSULTAS DE PARKINSON AL AÑO

La Unidad de Trastornos del Movimiento del Hospital Universitari i Politècnic La Fe de València, dependiente de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, atiende cada año alrededor de 3.500 consultas de trastornos de movimiento, de las cuales 800 corresponden a pacientes con Parkinson avanzado. Estas cifras se han presentado durante el curso de formación sobre Parkinson para los profesionales sanitarios que se ha celebrado recientemente en el centro.

El objetivo de esta jornada ha sido dar a conocer la evolución de la enfermedad al personal sanitario interesado y actualizar los conocimientos con las últimas novedades sobre el tratamiento, especialmente en las fases más avanzadas de la patología.

El curso ha contado con la colaboración de diferentes especialistas, entre ellos la doctora Caridad Valero, neuróloga del Hospital Arnau de Vilanova, y la doctora Irene Martínez-Torres, coordinadora de la Unidad de Trastornos del Movimiento del Hospital La Fe, quien ha destacado el compromiso de este centro con la enfermedad. “En el ámbito del Parkinson, desde hace años, ofrecemos nuestra experiencia profesional a otros compañeros y compañeras que quieran profundizar en el manejo de la enfermedad. La experiencia en el manejo del Parkinson avanzado es clave para una selección apropiada de la terapia que más puede beneficiar al paciente. Además, nuestra amplia experiencia hace que el seguimiento y resolución de incidencias se realice de forma ágil y eficaz”, ha explicado la doctora Irene Martínez.

En concreto, la Unidad de Trastornos del Movimiento del Hospital la Fe ha sido pionera al desarrollar, hace más de 20 años, un programa centrado en el manejo y tratamiento de la enfermedad de Parkinson en estado avanzado. Por ello, fue nombrado como centro de referencia (CSUR) por parte del Sistema Nacional de Salud para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades raras con trastornos del movimiento. La Unidad está integrada por profesionales de los Servicios de Neurología, Neurocirugía, Neurofisiología, Radiología, Psiquiatría, Rehabilitación, Gastroenterología y Anestesiología, ya que para el abordaje de estos pacientes es necesario la colaboración de distintas especialidades.

Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo, crónico e invalidante que cursa con una serie de síntomas motores (lentitud de movimientos, temblor, rigidez, inestabilidad postural) y no motores (trastornos del sueño, estreñimiento, problemas visuales, respiratorios, urinarios, cognitivos o problemas psicológicos). En España afecta a más de 160.000 personas en España, a unas 11.000 en la Comunidad Valenciana, según los datos aportados por la Asociación de Parkinson de Valencia, de los cuales se estima que alrededor de un 10% se encuentren en estado avanzado.

En este sentido, aunque la progresión de la enfermedad es más rápida durante los primeros años, conforme avanza la enfermedad, los síntomas suponen un empeoramiento funcional importante. “Hablamos de enfermedad de Parkinson avanzada cuando la medicación convencional, como pastillas o parches, no consigue ofrecer una calidad de vida digna al paciente. Para los ajustes terapéuticos, principalmente en estados avanzados, es clave la educación y ayudar al paciente y cuidador a entender sus síntomas”, ha indicado la doctora Martínez.

Asimismo, la doctora también ha querido destacar la figura del cuidador como pilar clave, tanto para el paciente como para el personal sanitario. “Como profesionales de la medicina debemos atender a nuestros pacientes, pero no debemos descuidar al cuidador que lleva una carga enorme sobre sus hombros. Esta figura no solo ayuda al paciente con su tratamiento, sino que da un apoyo emocional fundamental para lidiar con su limitaciones”, ha añadido.