LA UNIDAD DE RAQUIS DE LA FE DESARROLLA UN MÉTODO PARA MONITORIZAR LA ESCOLIOSIS IDIOPÁTICA ADOLESCENTE CON UNA ECOGRAFÍA CONVENCIONAL Y UNA APP

La Unidad de Raquis del Hospital Politècnic i Universitari La Fe de València ha ideado un método innovador para monitorizar la deformidad en niños y diagnosticar la escoliosis idiopática adolescente sin utilizar Rayos X. El sistema utiliza la ecografía convencional y un smartphone con una aplicación gratuita. Utilizando las apófisis transversas como referencia, gracias a este método se puede conocer la magnitud de la deformidad, con un coste mínimo, sin dispositivos ni software especiales y sin uso de ningún tipo de radiación ionizante.

Monitorizar sin radiaciones ionizantes

La escoliosis idiopática del adolescente es una deformidad de la columna vertebral que progresa con el tiempo y cuando llega a una determinada magnitud, requiere tratamiento quirúrgico. Si no se interviene, pueden aparecer alteraciones en el desarrollo, la función cardíaca, pulmonar etc. Por ello, es necesario realizar radiografías cada 6 meses. Al tratarse de niños, se ha demostrado que esta frecuencia en el uso de la radiografía aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama en la edad adulta, entre otros problemas de salud.

Actualmente el diagnóstico y seguimiento se hace con radiografías de 30×90 en bipedestación. Existen otros dispositivos complejos que usan los ultrasonidos, pero su altísimo precio hace que no sean útiles en la práctica real. El sistema desarrollado en La Fe es el primero que puede monitorizar la deformidad utilizando únicamente un ecógrafo convencional y un teléfono, poniendo al alcance de los especialistas toda la monitorización sin radiaciones ionizantes.

En fase experimental

El método se está utilizando de forma experimental y, para ello, todavía es necesario aumentar el número de centros para verificar su uso con seguridad, pero en los estudios realizados hasta el momento, la técnica es reproducible y muy efectiva.

Está especialmente diseñado para la escoliosis idiopática del adolescente y se ha demostrado efectivo en los casos de pacientes entre 8 y 20 años que son diagnosticados de escoliosis idiopática del adolescente y que no cumplan criterios quirúrgicos, circunstancia que se repite en la mayoría de las escoliosis idiopáticas del adolescente.

En la Comunitat Valenciana hay más de 500.000 pacientes de escoliosis idiopática adolescente que tienen entre 9 y 20 años, lo que sitúa la prevalencia de la enfermedad es de un 5% aproximadamente. Con estos datos, los investigadores estiman que más de 2.000 pacientes infantiles al año podrían beneficiarse de un seguimiento utilizando esta técnica.

Premio internacional

El método desarrollado por el doctor Joan Ferràs ha recibido el primer premio de los Whitecloud Award Basic Science Paper. Se trata de los galardones concedidos en la sección de investigación básica de la Scoliosis Research Society en el campo de la investigación sobre diagnóstico, técnicas moleculares y nuevas tecnologías.

Es la primera vez que un grupo español gana este premio de la Scoliosis Research Society, una de las sociedades más prestigiosas del mundo en patología del raquis durante el congreso internacional IMAST celebrado en los Ángeles y en el que la propuesta de La Fe competía con hospitales de más de 15 países, como la Clínica Mayo y el Presbiterian Hospital de nueva York. GVA Sanitat/COECS