LA FE INCORPORA UNA CÁMARA HIPERBÁRICA AL SERVICIO DE ONCOLOGÍA RADIOTERÁPICA PARA LA INVESTIGACIÓN

El Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitari i Politècnic La Fe de València ha incorporado una nueva cámara hiperbárica destinada, básicamente, para el estudio e investigación en el ámbito de la neurociencia con el fin de tratar y prevenir las complicaciones derivadas del uso de la radioterapia.

El uso clínico de la terapia de oxigenación hiperbárica consiste en respirar oxígeno en concentración cercana al 100% en una cámara presurizada al menos a 1.4 atmósferas absolutas. En estas condiciones se disuelve gran cantidad de oxígeno en el plasma para ser usado por todas las células, alcanzando tejidos hipóxicos y mal perfundidos. Las indicaciones de esta terapia en distintas enfermedades están ampliamente difundidas y se encuentran en permanente desarrollo. La hiperoxia que produce el tratamiento con cámara hiperbárica produce unos beneficios como el alivio del dolor, la modulación del estrés oxidativo, la reversión de hipoxia tumoral o la sensibilización frente a la radio y la quimioterapia.

El servicio de Oncología Radioterápica de La Fe ha destacado, especialmente, por disponer un equipamiento tecnológico potente y preciso. En este sentido, el doctor Alejandro Tormo, jefe del Servicio de Oncología Radioterápica ha destacado que “con la incorporación de esta cámara, entre otras cosas vamos a poder prevenir y tratar las complicaciones derivadas del uso de la radioterapia y reducir la toxicidad.

Además conseguiremos aumentar la oxigenación del tejido sano aumentando su reparación”. Cabe destacar que la medicina hiperbárica puede mejorar el efecto de la radioterapia sobre células tumorales hipóxicas, reduciendo la recurrencia tumoral.

Esta nueva incorporación se ha realizado dentro del marco de un convenio de colaboración con la Fundación FIVAN y BioBarica que es una red de centros de tratamiento de oxigenación hiperbárica BioBarica.

Javier Chirivella, presidente de la fundación, ha afirmado que “gracias a la firma de este convenio vamos a poder iniciar unas líneas específicas de investigación en el ámbito de la neurociencia, como es el apoyo al tratamiento en el daño cerebral en tumores cerebrales, la neuralgia del trigémino o la profilaxis de la toxicidad en tumores uroginecológicos. Para llevar a cabo todo esto, hemos seleccionado la tecnología de las cámaras hiperbáricas de media presión de biobárica por ser tratamientos no invasivos, prácticamente sin efectos secundarios”.