LA ENFERMERÍA PIDE A LA MINISTRA CARCEDO QUE CULMINE LA PRESCRIPCIÓN, ABORDE LA EXPOSICIÓN A MEDICAMENTOS PELIGROSOS Y SE IMPLANTE LA ENFERMERÍA ESCOLAR

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo ha mantenido una reunión con representantes del Consejo General de Enfermería de España para abordar las posibles líneas de mejora que del sistema sanitario ante la creciente necesidad de cuidados en la población española, cada vez más envejecida y aquejada de dolencias crónicas.

Según le han hecho saber a la ministra los representantes del Consejo, uno de los aspectos más acuciantes para la profesión es la culminación de la prescripción enfermera. En este sentido le han hecho saber que “el ministerio debe ejercer labores de coordinación de los sistemas de acreditación de las/los enfermeros en esta materia por parte de las CC.AA. Varias son las comunidades autónomas que han puesto en marcha estos sistemas, pero sería deseable una auténtica coordinación para que se realice de igual forma en todas las CC.AA, y tanto para el ámbito público como para el privado”. Asimismo, le han trasladado la necesidad de instaurar el modelo oficial de orden de dispensación o receta enfermera tanto para el ámbito público como privado.

Otro reto pendiente que le han hecho saber a la ministra ha sido el de la adecuación de las plantillas del Sistema Nacional de Salud a la ratio de los países de nuestro entorno para ofrecer una atención sanitaria de calidad.

España se encuentra a la cola de Europa en número de enfermeros/as por habitante (5,3%, frente al 9,1% de media). Eso significa que, a día de hoy, en España se necesitarían 142.000 enfermeros/as más para adecuarnos a la media europea.

Las ratios de enfermero/a paciente en hospitalización son de 1 enfermero/a por cada 12-15 pacientes mientras que en Europa el ratio es 1 enfermero/a por cada 8 pacientes, sin duda mejorar los ratios es invertir en salud y prevenir efectos adversos, garantizando una mayor seguridad en la atención sanitaria. Paradójicamente la proporción de médicos/as y enfermeros/as que trabajan en los sistemas públicos nacionales europeos es del 30% y del 70% respectivamente frente al 42% y 58% en nuestro país.

Reconocimiento de las especialidades

Por otra parte, han reclamado a la ministra la creación de la categoría de enfermero/a especialista en todos los servicios de salud, así como impulsar la progresiva implantación de puestos de trabajo específicos para el enfermero especialista. Además, han detallado que era “urgente” la realización de la prueba de evaluación de la competencia de la especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria aún pendiente desde hace 14 años que se aprobó el nuevo Real Decreto de Especialidades de Enfermería y la Especialidad de Enfermería Medico Quirúrgica todavía sin desarrollar.

Nuevos retos profesionales

También se ha puesto sobre la mesa que es preciso apostar por una mayor presencia del colectivo en nuevos sectores y ámbitos de actuación profesional (atención sociosanitaria, educación…), y asumir nuevas competencias enfermeras dentro del SNS al objeto de ahorrar costes y mejorar su eficacia y eficiencia.

La seguridad en el puesto de trabajo es otra de las preocupaciones principales para la Enfermería española, según le han hecho saber a la ministra. Además de mejorar la conciliación de la vida laboral y personal, la formación y la investigación un tema capital es la protección contra los efectos de algunos medicamentos peligrosos por lo que se ha solicitado la celebración de una futura reunión conjunta con el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, junto con el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, para que se pueda exponer este problema de primer orden. Consejo General / Ministerio de Sanidad / COECS.