FISABIO PARTICIPA EN UN PROYECTO EUROPEO DE NUTRICIÓN PERSONALIZADA CON TECNOLOGÍAS MÓVILES INTELIGENTES

Investigadores e investigadoras de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio), dependiente de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, han iniciado un proyecto de investigación europeo cuyo objetivo es el desarrollo de un servicio de nutrición personalizada basado en el uso de tecnologías móviles inteligentes.

El proyecto “Stance4Health” pretende fomentar la participación ciudadana mediante la adopción de patrones de alimentación saludables. Entre las nuevas herramientas a desarrollar destacan un dispositivo portátil para el análisis diario de la composición corporal de cada persona y una prueba de diagnóstico in vitro para controlar la actividad de la microbiota intestinal.

En el marco del proyecto también se contempla el desarrollo de alimentos personalizados derivados de cereales, y suplementos dietéticos individualizados y a medida, para grupos de consumidores específicos (adultos y menores con sobrepeso, enfermedad celíaca o alergia alimentaria).

En una primera fase, Stance4Health desarrollará una novedosa aplicación de móvil, i-Diet. El grupo de investigadores que lidera Pilar Francino en la Fundación Fisabio analizará la composición y funcionalidad de la microbiota intestinal en experimentos in vitro y en ensayos in vivo.

“Stance4Health pone el foco de atención en una dieta saludable que module nuestro microbioma (el conjunto de bacterias y demás microorganismos que habitan nuestro cuerpo) dirigido a la promoción de la salud en población en general y con necesidades especiales”, destaca Pilar Francino, investigadora y jefa del Area de Genómica y Salud de Fisabio.

La Fundación Fisabio forma parte de un consorcio, formado por 19 socios de 8 países europeos (España, Alemania, Dinamarca, Rumania, Italia, Grecia, Bélgica, Reino Unido), que integra centros de investigación, tecnológicos, universidades, hospitales, y pymes del campo de la salud, producción de alimentos, diagnóstico y desarrollo de software. Lidera el consorcio el grupo del Profesor José Angel Rufián Henares de la Universidad de Granada.

Fases de la investigación

El proyecto, titulado “Tecnologías inteligentes para nutrición personalizada y compromiso del consumidor Stance4Health”, se desarrollará durante los próximos cuatro años.

“En una primera fase, incubaremos in vitro diferentes tipos de alimentos cocinados de diferente manera junto con extractos fecales. Nuestro cometido será estudiar el efecto de estos alimentos sobre el microbioma”, señala la doctora Francino.

El objetivo es crear una base de datos que recoja los efectos específicos de los principales alimentos y platos típicos de nuestra dieta, sometidos a diferentes procesos térmicos, sobre nuestras bacterias intestinales.

“Información que nos permitirá posteriormente desarrollar los algoritmos del dispositivo portátil”, señala la investigadora de Fisabio, quien resalta además que su grupo cumplirá una función determinante en el desarrollo de una red metabólica funcional de la microbiota intestinal junto al profesor Francis Planes y su equipo de investigadores de la Universidad de Navarra.

“No solo vamos a mirar la composición de la microbiota, sino también la funcionalidad de la misma, en concreto de los metabolitos que producen las bacterias y que interactúan con nuestro metabolismo y el sistema nervioso. Lo que pretendemos es llegar a modular la producción de estos metabolitos en función de los alimentos que vayamos a ingerir”, puntualiza la especialista en Genómica.

“La red se ve afectada por los alimentos y las prácticas culinarias. El resultado de nuestra investigación servirá como fundamento de las nuevas herramientas que desarrollemos. Con este objetivo, realizaremos experimentos in vitro para evaluar si la red metabólica computacional predice adecuadamente los metabolitos generados por la microbiota intestinal”.

La aplicación incluirá una base de datos de alimentos e información sobre la composición de los platos típicos de tres países europeos (Alemania, Grecia y España).

Las herramientas específicas de nutrición personalizada desarrolladas a lo largo de Stance4Health se basarán en el trabajo de expertos internacionales en diferentes campos como la nutrición, la medicina, la microbiología, la economía, la mercadotecnia, la psicología y la antropología social.

Incidencia e impacto

“Una dieta saludable para una vida sana” es una de las recomendaciones de la Unión Europea, que estima que con la eliminación de los riesgos asociados a una mala alimentación podrían evitarse alrededor del 80% de los casos de enfermedad cardíaca, accidentes cerebrovasculares y diabetes tipo 2, así como el 40% de los cánceres en todo el mundo.

El proyecto Stance4Health, que pretende impactar directamente a más de 67 millones de adultos europeos y europeas, y 8 millones de niños/as para 2022, ha recibido financiación del Programa de Investigación e Innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea en virtud del acuerdo de subvención nº 816303. GVA/COECS