UN ESTUDIO CONFIRMA LA MEJORA DE LA SUPERVIVENCIA MEDIANTE LA ASOCIACIÓN DE QUIMIOTERAPIA A LA CIRUGÍA EN PACIENTES DE CÁNCER DE PULMÓN CON AFECCIÓN GANGLIONAR

El doctor Bartomeu Massuti, jefe de servicio de Oncología del Hospital General Universitario de Alicante-ISABIAL, ha presentado, junto con el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), los resultados del ensayo clínico ‘Spanish Customized Adjuvant Therapy’ (SCAT), en el que han participado 500 pacientes con operación completa de más de 40 centros, durante el XVIII Congreso Mundial de Cáncer de Pulmón que se ha celebrado en Japón.

Los investigadores han encontrado mayores tasas de supervivencia de lo esperado en pacientes con afectación ganglionar, confirmando la mejoría de la supervivencia obtenida mediante la asociación de quimioterapia a la cirugía, y también han podido observar que, en el caso de altos niveles de BRCA1, el tratamiento con Docetaxel sin cisplatino no es perjudicial.

Este estudio, elaborado por el GECP, ha querido conocer si el tratamiento con quimioterapia basado en el conocimiento de los niveles de BRCA1 de los pacientes podría conducir a mayores tasas de supervivencia. El BRCA1 es un gen que produce proteínas supresoras de tumores que ayudan a reparar el ADN dañado. Cuando uno de estos genes tiene una mutación o alteración, en el ADN no puede repararse adecuadamente y las células tienen más posibilidades de presentar alteraciones genéticas que pueden provocar un cáncer.

Los especialistas del GECP han querido conocer si el tratamiento con quimioterapia personalizada basada en el conocimiento de los niveles de BRCA1 en las células tumorales podría conducir a mayores tasas de supervivencia y si el cisplatino, un medicamento usado en las quimioterapias para determinados tipos de cáncer, podría evitarse en pacientes con este tipo de tumores no microcíticos que han participado en este ensayo.

Los resultados son que el tratamiento con quimioterapia personalizada en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico de estadio II y III basada en sus niveles de BRCA1 no aumentaron las tasas de supervivencia global.

Según ha explicado el doctor Massuti, “los resultados de nuestro estudio no permiten cambiar el estándar actual de tratamiento, pero este ensayo valida BRCA1 como un factor pronóstico. Por lo tanto, la selección de tratamiento de quimioterapia basada en los niveles de expresión BRCA1 podría ser una opción para mejorar los resultados, evitando en algunos casos el uso del cisplatino y su toxicidad”.