ESTUDIANTES DEL CEU DE CASTELLÓN Y VALENCIA RECOGEN Y ANALIZAN MÁS DE MIL DE LOS OCHO MIL CASOS REMITIDOS POR ESPAÑA A LA INTERNATIONAL SOCIETY OF HYPERTENSION

El CEU ha sido la única universidad española que ha colaborado con la International Society of Hypertension en la campaña MMM18, para la detección de casos de hipertensión no diagnosticada. El trabajo se inició en el mes de mayo de este año, dentro de la campaña internacional May Measurement Month, cuando los estudiantes voluntarios de Medicina de la CEU UCH, con la colaboración de compañeros de Farmacia y Enfermería, midieron la presión arterial a 1.009 personas, en los puestos instalados en sus sedes de Castellón y Valencia, en el Hospital de Sagunto, en la plaza Santa Clara de la ciudad de Castellón y en el Mercado Municipal de Moncada (Valencia).

Tras el tratamiento y procesamiento de todos los datos, los resultados han sido remitidos a la International Society of Hypertension, para formar parte del estudio a nivel mundial sobre hipertensión que realiza anualmente esta sociedad científica.

Junto a los más de mil casos remitidos por el CEU, este año la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) ha remitido 4.500 casos. Y otros 2.500 han sido recogidos por médicos en consulta. En total, este año 2018 se ha logrado la participación de más de 8.000 españoles en esta iniciativa de detección de nuevos casos de hipertensión y seguimiento de la enfermedad.

Enfermedad asintomática, casos sin diagnosticar

Según destaca el profesor de Medicina Interna del CEU y médico responsable de la Unidad de Hipertensión del Hospital Universitario de Sagunto, Enrique Rodilla, que ha coordinado a los estudiantes en esta campaña, “el objetivo es identificar a personas sin tratamiento antihipertensivo previo, que desconocen si son o no hipertensas”.

Entre los más de mil casos recopilados por estudiantes del CEU en Castellón y Valencia, la prevalencia de la hipertensión conocida y tratada previamente fue del 17,2% (174 sujetos). En este grupo, el 30,2% (53 pacientes) no estaba controlado adecuadamente. En los 825 participantes restantes, se han detectado 73 nuevos casos (8,8%) con presión arterial elevada no diagnosticados previamente, remitiéndolos a su centro de salud para valorar la indicación de tratamiento antihipertensivo. “Este dato es muy relevante –destaca el profesor Enrique Rodilla-, ya que casi la tercera parte de los nuevos casos se diagnosticaron en el colectivo de estudiantes menores de 30 años”.

El profesor de Medicina del CEU Enrique Rodilla recuerda que “la hipertensión es una enfermedad que suele ser asintomática, por ello son necesarios controles aleatorios como estos, especialmente entre personas no diagnosticadas aún, porque solo la mitad de los hipertensos conoce su enfermedad. Estudios recientes señalan, además, que una persona normotensa de 45 años presenta un riesgo de convertirse en hipertensa a lo largo de su vida de casi el 90 %. De hecho, la hipertensión arterial es la enfermedad crónica más prevalente en la población española y la causa número uno de mortalidad en España. De ahí la importancia de promover campañas como el MMM18, que desde la CEU UCH hemos apoyado como única universidad española, junto a médicos y farmacéuticos”. CEU/COECS