EL SERVICIO DE OFTALMOLOGÍA DEL HOSPITAL PROVINCIAL RECIBE UN PREMIO POR LA APLICACIÓN DE UNA TÉCNICA PARA TRATAR PATOLOGÍAS OCULARES

El Servicio de Oftalmología del Consorci Hospitalari Provincial de Castelló ha recibido un premio por la aplicación de una técnica biomédica para tratar patologías oculares que hasta ese momento no habían tenido tratamientos efectivos y que ha aumentado de forma significativa la calidad de vida de las personas tratadas.

En el último Congreso de Enfermería Oftalmológica de la Comunidad Valenciana se ha reconocido el protocolo implantado en el Provincial y el trabajo en equipo a la hora de aplicar este tratamiento, que consiste en la preparación de un colirio de plasma rico en factores de crecimiento que se emplea en la regeneración del tejido ocular dañado.

Este tratamiento está indicado, sobre todo, en pacientes con enfermedades de la superficie ocular, como queratitis severas, el ojo seco grave y úlceras corneales que no curan con el tratamiento convencional

El jefe del Servicio de Oftalmología del Provincial, Miguel Esteban, ha explicado que en el centro se ha tratado a más de un centenar de pacientes y todos ellos han participado en una encuesta de calidad para evaluar los resultados de la técnica.

De esta encuesta se desprende que los pacientes han experimentado una significativa mejora de la calidad de vida, ya que ha mejorado su función visual, la fotofobia, el dolor y otras molestias oculares que presentaban previamente y que interferían de forma significativa en su vida cotidiana.

La ponencia premiada lleva por título ‘Lo poco es mucho’. Durante la exposición, la enfermera María Escorihuela ha detallado paso por paso el protocolo que se sigue en el centro castellonense y ha expuesto testimonios de pacientes que valoran satisfactoriamente el tratamiento.

Solución personalizada

El procedimiento consiste en una solución personalizada, ya que el colirio se elabora a partir de la sangre del propio paciente. Una vez el médico oftalmólogo hace la indicación del colirio de plasma en función de la severidad de la enfermedad ocular, el personal de enfermería oftalmológica, al frente del cual está Francisca Samblás, se ocupa de tomar una muestra sanguínea del paciente de forma similar a una analítica.

A continuación, la sangre se centrifuga específicamente para concentrar sus plaquetas y obtener el plasma rico en factores de crecimiento con el que se prepara el colirio que, además de los factores de crecimiento, contiene vitamina A y fibronectina.

Al tratarse de un suero autólogo, es decir, se obtiene de la sangre del propio paciente, el organismo no lo reconoce como extraño, por lo que no hay posibilidad de rechazo ni efectos secundarios y queda así garantizada su biocompatibilidad.

En el ámbito oftalmológico, el colirio de plasma rico en factores de crecimiento ayuda a la regeneración de la superficie ocular, contribuye a la lubricación en pacientes con ojo seco, facilita la cicatrización en úlceras corneales y disminuye el dolor e inflamación, según han explicado los especialistas en córnea del centro, Arantxa García y Jorge López. GVA Sanitat