EL PRESIDENTE DE CECOVA ALERTA CONTRA LAS FALSAS OFERTAS DE EMPLEO EN EUROPA

Cuando vas conociendo situaciones de enfermeras que después de mucho esfuerzo para obtener su flamante título universitario, ante la falta de empleo en España, deciden hacer las maletas y buscar mejor suerte en un país extranjero, me viene a la cabeza la famosa expresión atar los perros con longanizas. Se trata de un dicho coloquial originado a principios del siglo XIX, en la localidad de Candelario (Salamanca), famosa por sus embutidos, donde según se dice en una de las fábricas destinada a tal menester, a una empleada de la misma, para evitar las molestias que le ocasionaba un perrillo faldero se lo ocurrió atarle la pata a un banco con una ristra de longanizas. Un jovenzuelo que vio la escena, rápidamente corrió la voz por el pueblo de que en la fábrica del tío Rico (Constantino Rico se llamaba su propietario), “ataban los perros con longanizas”. La anécdota hizo crecer la fama de potentado de Constantino, y la expresión atar los perros con longanizas se fue popularizando. Desde entonces es empleada con frecuencia para ponderar el nivel económico existente en un lugar determinado.

Actualmente, para desgracia de muchas enfermeras, el uso que se le está dando a esa expresión está justamente relacionado con todo lo contrario, utilizándose para advertir de las carencias y problemas existentes en aquellos países que están reclamando con insistencia la mano de obra de las enfermeras españolas, incapaces de encontrar acomodo laboral aquí. La falta de regulación de la creciente oferta universitaria de Enfermería tiene como consecuencia la plétora profesional enfermera, que desemboca obligatoriamente en un auténtico éxodo de enfermeras hacia países de la Unión Europea (UE).

Para ayudar a esos compañeros que ponen sus esperanzas e ilusiones laborales fuera de nuestras fronteras, los colegios de Enfermería de Alicante, Castellón y Valencia, con la colaboración del CECOVA, han puesto en marcha la Oficina de Asesoramiento y Búsqueda de Empleo Enfermero. Aunque el esfuerzo de esta iniciativa se centra tanto en el empleo nacional como en el internacional, debido a la precariedad laboral para Enfermería que existe en nuestro país, la búsqueda de trabajo centra su atención en el extranjero en estos momentos.

Sin embargo, más allá de nuestras fronteras tampoco atan los perros con longanizas, ni es oro todo lo que reluce en su mercado laboral, sobre todo, en Alemania, donde, en ocasiones, muchas ofertas de trabajo para enfermeras no se corresponden con la realidad. Las condiciones para acceder a un contrato contienen, demasiadas veces, una letra pequeña con trampa que hay que leer detenidamente. No debemos olvidar que en el país teutón muchas de éstas ofertas de empleo son gestionadas por empresas de trabajo temporal y agencias de colocación privadas que establecen requisitos muy estrictos, sobre todo, por lo que respecta al tiempo de permanencia en el puesto de trabajo y la indemnización a abonar en caso de renuncia al mismo.

Desde los colegios de Enfermería ya hemos detectado casos de enfermeras con serios problemas para afrontar el pago de elevadas indemnizaciones para romper anticipadamente los acuerdos firmados con las empresas contratantes. Las necesidades acuciantes de estas enfermeras nos han obligado a intervenir para gestionar su regreso desde el país germano, donde les prometieron unas condiciones laborales y salariales que luego no se correspondieron con la realidad.

Para evitar que las enfermeras de la Comunidad Valenciana sufran nuevos abusos y conozcan claramente de antemano las condiciones reales de los contratos ofertados en el extranjero, es para lo que se ha puesto en marcha la citada Oficina.
Consideramos que en este contexto adverso se hace muy necesario contar con un adecuado asesoramiento profesional en la búsqueda de empleo. En este sentido, también creemos imprescindible tener un mayor control de la oferta laboral en el extranjero, prescindiendo en lo posible de los intermediarios y yendo directamente a los empleadores, a fin de disminuir lo máximo posible los costes económicos para las enfermeras.

Así, estamos convencidos de que es fundamental asesorar a las enfermeras desempleadas para acceder al mercado laboral internacional con las máximas garantías de éxito y ayudar en la decisión de marcharse a trabajar fuera, facilitando la información necesaria del país de destino para que no abandonen nuestro país a ciegas en busca de promesas contractuales que, en algunas ocasiones, se antojan imposibles o, cuantos menos, difíciles de cumplir.

Los colegios de Enfermería no podemos permanecer ajenos a la realidad de la emigración y, en función de nuestras posibilidades, vamos a activar todos los mecanismos posibles para reforzar la atención a las enfermeras en paro y que aquellas que decidan libremente buscar trabajo fuera de nuestras fronteras lo hagan de la mejor forma posible y, sobre todo, con la garantía de que cuentan con el respaldo de las instituciones colegiales a sus espaldas.

Ojalá que la puesta en funcionamiento de este servicio ayude a evitar que se reproduzcan muchas veces el chasco que se lleva Alfredo Landa cuando decide emigrar a Alemania en búsqueda de mejores condiciones laborales. Vente a Alemania, Pepe, es una película dirigida por Pedro Lazaga y estrenada en 1971, que, por desgracia, vuelve a recobrar actualidad. José Antonio Ávila, presidente de Cecova.