LOS HOSPITALES VITHAS NISA SEÑALAN QUE EL SÍNDROME METABÓLICO AUMENTA EN LOS ADOLESCENTES POR EL ESTILO DE VIDA ACTUAL

Los Hospitales Vithas Nisa, a través de un comunicado, han explicado que el síndrome metabólico es un conjunto factores de riesgo cardiovascular, provocado por el acúmulo excesivo de grasa abdominal, que induce resistencia a la acción de la insulina: riesgo de diabetes tipo 2, presión arterial elevada, y niveles anormales de grasa en la sangre (colesterol y los triglicéridos) y de ácido úrico, entre otros problemas.

Lo preocupante es que en España aproximadamente 1 de cada 10 adolescentes tienen síndrome metabólico y cada vez es más frecuente por las pautas nutricionales actuales y el sedentarismo en los jóvenes que provoca sobrepeso y obesidad; lo que lleva implícito un riesgo para su salud.

Tal como explica el doctor Francisco Maravall Royo, endocrino del Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime, “el síndrome metabólico es una señal de advertencia temprana, no es una enfermedad. De hecho, las personas que lo tienen suelen encontrarse bien, pero es una señal indicativa de que podría llegar a tener problemas de salud graves en un futuro, por eso es fundamental la concienciación en los jóvenes y sus familias”

Diagnóstico del síndrome metabólico

El diagnóstico del síndrome metabólico ayuda a los profesionales de la salud a detectar a las personas que están en riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 u otras patologías en el futuro y a tomar las medidas necesarias para prevenir este tipo de enfermedades cuando llegue a la edad adulta.

“Debe ser un profesional quien determine estos parámetros, -afirma el Dr. Maravall-; el sobrepeso es un factor fundamental a tener en cuenta y sobre todo si el niño está aumentando muy rápidamente en la etapa de crecimiento. Además, hay que tener en cuenta que algunas personas tienen una mayor tendencia genética a presentar algunos factores de riesgo del síndrome metabólico, como colesterol elevado, hipertensión arterial y diabetes tipo 2”. ”Por tanto,-agrega-, es fundamental en estos casos, analítica de sangre para saber el nivel de azúcar y de colesterol, tomar la presión arterial y calcular el índice de masa corporal (IMC)”.

Control en la pubertad

Según el Dr. Maravall, “el riesgo de aparición de algunos componentes del síndrome metabólico podría ser mayor cerca de la pubertad. Esto puede deberse a que la grasa corporal, la presión arterial y los lípidos se ven afectados por las hormonas que permiten el crecimiento y el desarrollo, en presencia de sobrepeso y un estilo de vida sedentario”.

Cuidar la salud de nuestros hijos

“Cambiar el estilo de vida es la clave, -subraya el Dr. Maravall-, beber agua en lugar de refrescos y una dieta equilibrada y mediterránea. Es muy difícil implicar de golpe estas pautas en los jóvenes, lo importante es ir poco a poco introduciendo en casa menús saludables y nutritivos, ricos en grasas saludables, frutas, vegetales, hortalizas, legumbres, que ayuden a controlar el peso. A medio plazo, esto le reportarte grandes beneficios para la presión arterial, los valores de lípidos en sangre y reduce la resistencia a la insulina”.

“Por otra parte, para acabar con el sedentarismo, el deporte en esta etapa de crecimiento en fundamental: la natación, senderismo, baloncesto…. cualquier ejercicio aeróbico, al menos tres veces por semana mejorará la salud del niño ya que de esta forma mejora la sensibilidad a la insulina y reducirá el riesgo futuro de tener elevados la presión arterial y los lípidos en la sangre”. Vithas Nisa/COECS