EL HOSPITAL PROVINCIAL DE CASTELLÓN PRESENTA EN PARÍS LOS RESULTADOS DE LOS CASOS DE CARCINOMATOSIS TRATADOS

El servicio de cirugía general del Hospital Provincial de Castellón ha presentado en el Congreso Mundial de Carcinomatosis (PSOGI) celebrado en París un estudio que recoge los resultados de los casos más complejos de esta patología que han sido tratados en el centro castellonense.

La carcinomatosis peritoneal es una enfermedad producida por la diseminación de diferentes tipos de tumores malignos originados en la zona del abdomen. Los tumores que la producen con mayor frecuencia son el cáncer de colon, el cáncer de ovario y el cáncer apendicular. Otros tumores que también pueden producirla son el cáncer gástrico y el de páncreas.

La Unidad de Cirugía Oncológica del Consorcio Hospitalario Provincial fue uno de los primeros centros españoles que incorporó para tratar la carcinomatosis la práctica de la quimioterapia intraperitonial, una técnica que consiste en la aplicación de la quimioterapia en el momento de la intervención quirúrgica del tumor.

Desde la puesta en marcha de este procedimiento los profesionales del Provincial han tratado acerca de un centenar de personas. El estudio presentado en París concluye que en aquellas ocasiones en las que el tumor ha recaído los resultados de una nueva intervención son similares a los obtenidos en la primera cirugía.

La modalidad terapéutica, que se utiliza para el tratamiento del cáncer de ovario, colorrectal y gástrico, consiste en administrar directamente la quimioterapia en la cavidad abdominal en el momento de la intervención quirúrgica, cuando va dirigida a aquellos tumores que, por sus características, suelen estar confinados a este espacio.

El jefe del área quirúrgica, Enrique Boldó, ha manifestado que “nuestra experiencia demuestra que la aplicación de esta técnica junto con la quimioterapia intravenosa resulta mucho más beneficiosa para el paciente y mejora los resultados con respecto a la administración exclusiva de la quimioterapia convencional”.

Así, con el procedimiento se consigue elevar la supervivencia de los pacientes que presentan un tumor en un estadio avanzado y se logra también mejorar la calidad de vida, ha añadido el doctor Boldó. GVA/COECS