EL HOSPITAL LA FE CUENTA EN SU SERVICIO DE COLOPROTOLOGÍA CON UNA CONSULTA ENFERMERA DE ESTOMAS COMPUESTA POR DOS PROFESIONALES ENFERMERAS

El Hospital La Fe cuenta dentro del servicio de Coloproctología con una Consulta Enfermera de Estomas en la que se atiende a pacientes adultos y pediátricos de diferentes especialidades como urología, digestivo y oncología. La consulta la integran dos enfermeras estomaterapeutas, Pilar Blasco y Julia Romero que planifican y prestan cuidados específicos a personas con ostomía.

La ostomía es la derivación quirúrgica de una víscera, generalmente el intestino o las vías urinarias a un punto diferente al orificio natural de excreción. Esta intervención se realiza como consecuencia de enfermedades como cáncer de colon, enfermedad inflamatoria intestinal u otras afecciones. La ostomía sea permanente o temporal precisa la adaptación de un dispositivo que recoja la orina o las heces.

Desde la Consulta Enfermera de estomas se cumple con la función principal de planificar y prestar cuidados específicos al paciente con ostomía y a la familia, basados en la evidencia y orientados a conseguir una recuperación física y psicosocial. Y es que, las personas portadoras de un estoma sufren una serie de cambios que afectan a la persona en su globalidad, precisando de cuidados expertos respecto a su estado físico, psíquico, de relación con su entorno social y a la dimensión espiritual.
Por este motivo, se realiza un seguimiento al paciente con carácter multidisciplinar desde el momento del diagnóstico, pasando por las fases preoperatoria, postoperatoria y de seguimiento al alta hospitalaria.

Aprovechando la celebración del Día Mundial del Paciente Ostomizado, que tuvo lugar ayer jueves, 3 de octubre, la directora de enfermería de Departament La Fe, Ana M. Regueira, ha querido resaltar “el gran trabajo que estas profesionales ofrecen al paciente en todos los niveles, consiguiendo su implicación temprana y la de los familiares y asegurándose de la autonomía en el cuidado del estoma y la disminución de posibles complicaciones”. Además, ha añadido que “esta implicación es esencial para la recuperación física, adaptación psicosocial y buena calidad de vida de las personas portadoras de ostomía”. GVA La Fe