EL CEU CARDENAL HERRERA PONE A PRUEBA LOS CONOCIMIENTOS EN FISIOTERAPIA CARDIORRESPIRATORIA DE SUS ALUMNOS DE ENFERMERÍA Y FISIOTERAPIA CON UNA “ESCAPE ROOM”

“Extrañas desapariciones en una clínica de fisioterapia. Tu misión será entrar en un programa de rehabilitación cardiaca para intentar descubrir el misterio”. Con este reto comienza la “misión” Escape-Cardio, un proyecto de gamificación impulsado desde el Grado en Fisioterapia de la Universidad CEU Cardenal Herrera con el objetivo de fomentar el estudio del área cardiorrespiratoria desde las asignaturas de Fisioterapia en Especialidades Clínicas II y Prácticum (I y II).

Estudiantes de 3º del Doble Grado en Fisioterapia + Enfermería y de 4º del Grado en Fisioterapia han participado voluntariamente en estas salas de gamificación que les permiten afianzar conceptos adquiridos y profundizar en el área de la fisioterapia cardiorrespiratoria, además de mejorar sus habilidades comunicativas a través del trabajo en equipo con otros alumnos y alumnas de diferentes cursos y nacionalidades.

“Los procesos de aprendizaje dentro de las universidades están cambiando en los últimos años. Frente al modelo clásico, centrado en la clase magistral, han aparecido nuevos métodos de adquisición de conocimiento donde se anima al estudiante a un proceso de aprendizaje más activo que a su vez genere mayor motivación y compromiso, como pueden ser el aprendizaje basado en el problema, el flipped learning y la gamificación, dentro de la cual destacan los Escape Rooms”, ha explicado Fran Ferrer, profesor de Fisioterapia y responsable del Servicio de Fisioterapia Cardiorrespiratoria de la CEU UCH.

Aprendizaje más dinámico y divertido

Entre las ventajas de las salas de escape educativas, el profesor de Fisioterapia ha destacado que “permiten introducirse en un escenario simulado donde los estudiantes se sienten parte y pueden asumir un rol protagonista; además los espacios crecientes de sorpresa del juego les hacen enfrentarse a situaciones imprevistas y tomar decisiones. Son, también, espacios donde el error se convierte en un desafío, se aprende de él y se vuelve a intentar por motivación propia, no por obligación”.

El Centro de Simulación Avanzada de la Facultad de Ciencias de la Salud de la CEU UCH ha sido el escenario para el desarrollo de esta innovadora Escape-Cardio, donde los estudiantes han tenido 60 minutos para intentar salir de la habitación, habiendo completado todos los desafíos. “El objetivo final es cambiar la visión del alumno sobre la valoración y tratamiento del paciente cardiorrespiratorio, planteando casos clínicos reales que tienen que ir resolviendo por partes en base a sus conocimientos previos, invitándoles a realizar técnicas imaginativas para elaborar diagnósticos y planes de intervención adecuados en cada caso, utilizando para ello una metodología de pensamiento lateral”, ha subrayado el profesor Ferrer.

En este sentido, el responsable de este proyecto ha señalado que frente a la estructura de un escape room tradicional, Escape-Cardio introduce un cuarto escenario (debriefing room) con la finalidad de comprender lo sucedido en la habitación y recopilar lo aprendido. “Se trata de una puesta en común de los aprendizajes, evaluando los nuevos conocimientos, habilidades, actitudes y conciencia”, ha subrayado Fran Ferrer.

“Romper con la rutina” de una manera formativa

“Escape-Cardio ha resultado ser una forma dinámica y divertida de poner en práctica los conocimientos adquiridos en la asignatura”, ha subrayado Mireia García, alumna del Doble Grado en Fisioterapia + Enfermería. La estudiante ha destacado cómo con esta actividad se ha conseguido “romper con la rutina de una manera educativa, trabajar en equipo junto a mis amigos para salir del Escape, reforzar conocimientos y aprender otros nuevos”.

En la misma línea, Álvaro Zamora, estudiante de 3º del Doble Grado Fisioterapia + Enfermería, valoraba Escape-Cardio como “la actividad más original que hemos realizado en sintonía con la carrera, es una actividad muy meticulosa y trabajada por el profesorado encargado, se disfruta mucho a la par que se “sufre” un poco por algún que otro susto”. Álvaro Zamora ha puesto el acento en todo lo que le ha aportado esta actividad. “Lo primero, la descripción patológica del último caso clínico que no se me va a olvidar en un tiempo porque la discusión que llevábamos en el grupo era importante y lo segundo, el repaso de conceptos que a pesar de los nervios y un poco de agobio por el tiempo iban saliendo. Me gustaría destacar que es una actividad con gran diversidad de tipos de pruebas a superar, supongo que lo común en un Escape Room, pero a mí sinceramente me sorprendieron los acertijos y pasos que debías seguir para superar las pruebas y aún más el ingenio para inventarlas, pruebas no tan fáciles como cualquiera pudiese pensar”.

También Iván Sanz, alumno de 4º de Fisioterapia de la CEU UCH, ha valorado esta actividad como “genial, ¡de 10! Muy agradable, ¡amena y muy entretenida! Bien planificada, original y pistas adaptables a nuestro nivel de cardio, para que fuéramos progresando a las siguientes habitaciones”. Para el futuro fisioterapeuta, Escape-Cardio ha permitido “afianzar los conocimientos de la asignatura con una actividad totalmente diferente a las que solemos hacer (exámenes tipo test, casos clínicos, clases teóricas, seminarios…)”.  CEU Cardenal Herrera