EL CECOVA CALIFICA DE MÁXIMA IRRESPONSABILIDAD LA ACTITUD DE LAS CONSELLERIAS DE SANIDAD Y EDUCACIÓN DE OBLIGAR A LOS DOCENTES A PRESTAR ATENCIÓN SANITARIA A LOS ALUMNOS

El Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (CECOVA), ante la noticia publicada sobre el hecho de que los profesores tengan que recurrir a YouTube

para informarse sobre cómo medicar a sus alumnos, quiere denunciar que esta situación provocada por la RESOLUCIÓN de 13 de junio de 2018, de la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte y de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública supone una grave irresponsabilidad por parte de ambas consellerias que no hace más que confirmar lo que desde el primer momento hemos venido denunciando y alertando que podría pasar al no ser los docentes los profesionales a los que les corresponde esta tarea. Por ello, desde la entidad colegial se pondrá en manos de la Fiscalía esta cuestión para que se depuren las posibles responsabilidades derivadas de la misma.

La citada resolución, en la que se dictan instrucciones y orientaciones de atención sanitaria específica en centros educativos para regular la atención sanitaria al alumnado con problemas de salud crónica en horario escolar, la atención a la urgencia, así como la administración de medicamentos y la existencia de botiquines en los centros escolares, confiere a los docentes la responsabilidad de actuar ante una urgencia sanitaria de un alumno, crear y mantener un botiquín y crear y manejar ficheros con información tan sensible y personal como es la de carácter sanitario, algo que desde la Organización Colegial de Enfermería de la Comunidad Valenciana hemos considerado siempre un verdadero despropósito.

Por ello, cabe recordar que el CECOVA presentó recurso contencioso-administrativo contra dicha resolución el pasado mes de septiembre al ser conscientes de la repercusión que esta medida podía tener en la salud de los alumnos al confiar en los docentes, y no en profesionales sanitarios como las enfermeras, la salud de los escolares. Un personal sanitario con el que sí deberían contar en beneficio de la seguridad y salud de los escolares y que si no se hace no es más que por criterios puramente económicos.

El papel de la enfermera escolar es fundamental en el seguimiento y control de enfermedades como la diabetes, asma o alergias y así lo demuestra la experiencia de estas profesionales; una figura reconocida y presente en los centros educativos de numerosos países europeos, así como de otras comunidades autónomas, donde su presencia permite la integración de niños con serios problemas de salud crónicos.

El CECOVA lleva años trabajando y reclamando la figura de la enfermera escolar en los centros de educación pública, pues considera que es la solución efectiva a esta situación. Los profesionales de Enfermería son los profesionales idóneos para dar respuestas efectivas a las necesidades de salud de los escolares, al tiempo que garantizan la asistencia inmediata, el seguimiento y el cuidado de alumnos con enfermedades crónicas.

Resulta llamativo que cuando el sistema educativo autonómico padece graves problemas como el elevado fracaso escolar se quiera cargar a los profesores con unos cometidos de tipo sanitario para los cuales no están capacitados. Y ello cuando la figura de la enfermera escolar podría realizar esas tareas con totales garantías aportando seguridad tanto a los alumnos como al resto de la comunidad educativa. CECOVA