EL BANCO DE ALIMENTOS ALERTA DEL DESCENSO DE LAS AYUDAS EUROPEAS PARA 2014

Aunque parece que apareció con la crisis el Banco de Alimentos de Castellón es ya un viejo conocido para los ciudadanos de esta provincia. Esta organización de voluntarios comenzó a trabajar en 1996 ayudando a más de 100 organizaciones benéficas de la ciudad mediante el reparto de alimentos y productos de primera necesidad entre los más necesitados. Hoy por hoy son más de 20 mil personas las que se benefician de esta labor desinteresada.

Con la crisis económica la actividad del Banco de Alimentos se ha disparado y toda ayuda es poca. Por ello el Colegio Oficial de Enfermería de Castellón ha aportado su granito de arena y en el reciente Día de la Enfermería ha hecho una donación económica a esta institución.

Para 2014 el Banco alerta del descenso de las ayudas europeas a este tipo de instituciones en un 75 por ciento, lo que va a hacer que cualquier aportación sea muy bienvenida.

El perfil de los usuarios de estos alimentos ha ido cambiando en los últimos años. De los inmigrantes irregulares se ha pasado en poco tiempo a ayudar a multitud de personas en situación de desempleo y sin recursos económicos.

El Banco de alimentos se nutre de donaciones por parte de grandes cadenas comerciales y negocios así como de donaciones privadas. Si está usted interesado en donar algún producto alimenticio en perfecto estado puede hacerlo en las oficinas del Banco situadas en la calle Pelayo 16 de la capital de La plana o bien en las diferentes campañas que realiza esta institución.

La próxima se realizará en los centros Carrefour el 5 y el 6 de abril. Por cada kilo aportado por los ciudadanos estos supermercados aportarán otra cantidad equivalente para ayudar a los que, hoy por hoy, más lo necesitan. G. Ferrándiz/COECS.