EL COLECTIVO ENFERMERO RECLAMA MÁS APOYO A LOS CUIDADORES DE LOS ENFERMOS DE ELA

El Consejo General de Enfermería ha informado a través de un comunicado que cerca de 3.000 personas en España luchan contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una enfermedad degenerativa para la que, hasta ahora, no hay ningún tratamiento curativo.

Actualmente, según detallan, estos pacientes solo cuentan con una opción terapéutica aprobada y ésta va dirigida a retrasar la progresión de la enfermedad, por ello, en estos pacientes los cuidados de enfermería son esenciales para ayudar a paliar unos síntomas entre los que se encuentran la reducción progresiva de la movilidad o problemas de respiración y deglución de los alimentos. La esclerosis lateral amiotrófica, ELA o enfermedad de Lou Gehrig -mítico jugador de Beisbol estadounidense que la padeció- es diagnosticada cada año a cerca de 900 personas en España.

Enfermería, según explican desde el Consejo General, lleva a cabo funciones clave para proporcionar al paciente unos cuidados de calidad. Las enfermeras gestoras de casos, en los centros donde se ha implantado esta figura, ya desde el principio unifican las citas con los especialistas para coordinar los desplazamientos al hospital y son fundamentales en la educación hacia el cuidador y la familia, ya que la atención que requieren estos pacientes es bastante compleja.

Día Mundial de la ELA

En el Día Mundial de la ELA, el Consejo General de Enfermería ha detallado en este comunicado que desea estar al lado de los pacientes y sus familiares, así como de todos aquellos profesionales que actualmente les proporcionan atención. En este sentido han detallado que el apoyo que prestan las enfermeras y las asociaciones de pacientes también “es fundamental”.

Los profesionales de la Enfermería son clave en el cuidado de los pacientes y sus cuidadores. Estos profesionales “son un ejemplo de la Enfermería de práctica avanzada ya que su preparación científica y su cercanía con el paciente las han convertido en un pilar fundamental para los familiares y cuidadores de los pacientes”. “Los cuidadores y familiares aprenderán, de la mano de su enfermera referente, no sólo a atender las necesidades de los pacientes y facilitarle la mejor calidad de vida posible, sino también a potenciar el autocuidado para poder afrontar la enfermedad en las mejores condiciones posibles y mejorar la calidad de vida”, han detallado.