EL CEU DE CASTELLÓN ANALIZA EL FENÓMENO DE LAS NUEVAS DROGAS EN EL CICLO DE CHARLAS “EDUCAR PARA LA SALUD”

El psicólogo de la Fundación Proyecto Amigó de Castellón y miembro del grupo de investigación TXP, Abel Baquero, ha intervenido hoy, 17 de noviembre, en el ciclo de conferencias “Educar para la salud” que organiza la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón. El experto ha impartido una charla sobre las nuevas drogas a los futuros médicos, enfermeros y maestros que se están formando en el CEU con el objetivo de acercarles a “una realidad cambiante que puede afectar de manera más o menos directa a su futuro profesional”, ha subrayado.

“Aunque su potencial adictivo no es tan elevado como el de otras, la particularidad del consumo de estas nuevas drogas se fundamenta en la gran variedad y disponibilidad de sustancias existentes y en que afectan sobre todo a sujetos menores de edad”, ha alertado Abel Baquero. El investigador se refiere a las 101 nuevas sustancias (31 catinonas, 30 cannabinoides sintéticos, 9 fenetilaminas, 5 opioides, 5 triptaminas, 4 benzodiacepinas, 4 arilalquilaminas y 12 que no pertenecen a ningún grupo de los anteriores) detectadas en 2014 por el European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction. No obstante, a nivel del territorio nacional, ha advertido Baquero, “no se pueden ofrecer datos determinantes, ya que la mayoría de estas nuevas drogas no se detectan con los tradicionales sistemas de análisis”.

La alta disponibilidad, bajo coste y situación de legalidad en la que se hallan estas sustancias configuran, según el ponente, un escenario de difícil intervención-prevención. “A modo de ejemplo, ha señalado, podemos comprar 1 gramo de un canabinoide sintético o ‘spice drug’ por internet y en un plazo de 3 o 4 días tenerlo en el buzón de casa”.

A pesar de lo complejo del reto, Abel Baquero apuesta por la educación como una de las grandes claves para la prevención del consumo de estupefacientes, y por eso considera que los maestros y otros profesionales vinculados a la formación y la educación “deberían conocer la realidad tanto del ‘mercado’ de las sustancias como la de un adolescente que se enfrenta a ellas, al mundo y al ocio”. Respecto a la intervención, el psicólogo de Proyecto Amigó considera que debe ser “integral y transversal, potenciando aspectos que apoyen la adecuada funcionalidad interpersonal y alejada del consumo de sustancias, como una correcta autoestima, autocontrol, regulación emocional y comunicación familiar”.

El grupo TXP al que pertenece Abel Baquero está integrado por profesionales procedentes de diferentes disciplinas vinculadas a la salud mental que desarrollan una labor de investigación con
www.uchceu.es el objetivo del desarrollo científico-académico, desde una infraestructura facilitada por la universidad CEU Cardenal Herrera. Actualmente cuenta con dos líneas de investigación: una vinculada al trastorno antisocial de la personalidad y consumo de sustancias, y otra centrada en las nuevas sustancias psicoactivas. Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón / COECS.