ANA BARCELÓ ANUNCIA LA CREACIÓN DE 18 PLAZAS DE ENFERMERA ESPECIALISTA EN SALUD MENTAL PARA ATENDER EL IMPACTO SOCIAL PROVOCADO POR EL CORONAVIRUS

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, anunció la creación de 61 plazas en Salud Mental, entre ellas 18 de enfermera especialista en Salud Mental, con las que “atender los efectos del impacto del coronavirus en la sociedad y avanzar en la implantación de la Estrategia de Salud Mental de la Comunitat Valenciana”.

“El confinamiento, el aislamiento de personas mayores, la imposibilidad de despedirnos de nuestros seres queridos como estábamos acostumbrados, las secuelas psicológicas de quien ha sufrido el contagio o de los profesionales que han estado luchando en primera línea, el temor, la incertidumbre, y el escenario que se abre de crisis económica y social son factores que nos obligan a trabajar en la gestión de la poscrisis”, ha señalado la consellera. Por este motivo, se crearán 8 plazas de psiquiatra, 15 de psicólogo/a, 18 de enfermera especialista en salud mental, 11 terapeutas ocupacionales y 9 trabajadores/as sociales.

Por otro lado, Barceló se ha referido a la necesidad de ir recuperando “de manera progresiva” la normalidad en la atención asistencial, ya que desde el inicio de la pandemia se han ido adoptando una serie de medidas en los diferentes departamentos de salud con la finalidad de reducir al máximo posible el contacto interpersonal y, por lo tanto, las posibilidades de contagio. En esta línea, se ha iniciado el camino a la inversa para empezar a recuperar todos esos servicios, como el inicio de la actividad quirúrgica programada con la Cirugía Mayor Ambulatoria, el reinicio de actividad en los centros de especialidades o la reapertura de los centros de atención primaria que cerraron durante la epidemia.

Recuperación de la vacunación

Desde el inicio de la pandemia, y ligado a las medidas de confinamiento y las recomendaciones sobre el uso de los servicios sanitarios, se ha producido un descenso en los procesos asistenciales no COVID-19 y, por tanto, de las vacunaciones.

Para mejorar esta situación ya se ha puesto en marcha un sistema de captación activa para recuperar la vacunación de aquellos menores que no han sido vacunados en estos meses. De esta forma, se ha empezado a contactar con los padres y madres por vía postal o telefónicamente.

No obstante, Barceló ha explicado que de la 2ª dosis de vacuna hexavalente, entre marzo y abril, se han vacunado 36 menores menos que en el mismo periodo de 2019 y de la 1ª dosis triple vírica, entre marzo y abril, se han vacunado 158 menores más que en el mismo periodo de 2019. A pesar de todo, y con el objeto de recuperar totalmente la actividad de vacunación, “seguiremos realizando análisis mensuales y procediendo a la captación activa de todos los casos”, ha apuntado la consellera. GVA/COECS